Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Policía desmantela un casino ilegal en los bajos de un restaurante de Las Delicias

El dueño del local, ubicado en la calle de Santander, es un ciudadano chino al que la DGA podría multar con 600.000 euros.

Al casino se accedía por la puerta trasera del restaurante los Delfines, ubicada en la calle de Ávila.
Al casino se accedía por la puerta trasera del restaurante los Delfines, ubicada en la calle de Ávila.
Oliver Duch

El Gobierno aragonés podría multar con hasta 600.000 euros a los propietarios del restaurante Los Delfines –C/ Santander, 31– por habilitar y explotar un casino clandestino en los bajos de este conocido local de Las Delicias. El Grupo de Juego de la Unidad Adscrita de la Policía llevaba varios meses investigando el establecimiento y a su clientela, pero fue el pasado fin de semana cuando los agentes accedieron al mismo y constataron que, efectivamente, allí se estaban apostando importantes cantidades de dinero de forma ilegal. De hecho, en las tres mesas de póquer que había montadas en su enorme sótano estaban jugando cerca de una veintena de personas a las que se intervinieron 9.700 euros.

Según ha podido saber HERALDO, al frente del salón clandestino se encontraba un ciudadano de origen chino que arrastra antecedentes penales por un delito de asociación ilícita. De la misma nacionalidad eran también las alrededor de 40 personas que en la madrugada del pasado domingo se encontraban allí apostando o simplemente tomando algo, ya que los bajos del restaurante contaban con su propia barra de bar. En cualquier caso, ni el dueño del negocio ni ninguno de los jugadores fueron detenidos, puesto que los hechos investigados constituirían una infracción administrativa y no un ilícito penal.

Al restaurante se entra por la calle de Santander –en el tramo más próximo a la plaza de Roma–, pero la clientela del casino accedía al sótano por una puerta trasera que da a la calle de Ávila. Este acceso tiene una persiana metálica que suele estar siempre a medio echar, pero bastaba con llamar a un timbre para que alguien subiera abrir. En los casinos clandestinos suele ser habitual pedir algún tipo de contraseña a quienes quieren entrar, pero aquí no hacía falta ni siquiera eso.Es más, aunque en el momento de la redada todos los presentes eran asiáticos, allí no tenía vedada la entrada nadie.

Un local bajo sospecha

Las pesquisas del Grupo de Juego permitieron constatar que este negocio funcionaba de lunes a domingo hasta altas horas de la madrugada, aunque era los sábados por la noche cuando más afluencia registraba. Y entre la clientela no solo había ciudadanos asiáticos afincados en la capital aragonesa, sino también inmigrantes chinos llegados de diferentes puntos de Aragón. De hecho, en la intervención del pasado fin de semana se identificó a una persona domiciliada en Andorra (Teruel) que se estaba jugando 2.600 euros en una de las timbas de póquer.

No es la primera vez que el restaurante Los Delfines aparece vinculado a una investigación policial, ya que una de sus propietarias, Wangfanf Z., de 37 años, fue detenida en 2014 como presunta cabecilla de una organización mafiosa que falseaba documentos para conseguir regularizar a inmigrantes asiáticos en Zaragoza. Las diligencias, de las que se encarga el Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza, siguen abiertas y el número de encausados supera ya el centenar.

La Policía averiguó en su día que esta mujer era la encargada de recibir en el establecimiento de la calle de Santander a todos aquellos compatriotas que necesitaban regularizar su situación en España. A cambió de un mínimo de 5.500 euros, les ofrecía la tramitación de la tarjeta de residencia. Pero, supuestamente, la mafia ofrecía muchos otros extras que terminaban disparando la factura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión