Zaragoza
Suscríbete por 1€

El andamio 'olvidado' de Arándiga

La estructura se instaló gracias a una ayuda que concedió Fomento en 2006 para iniciar su restauración y ahí sigue, a pesar de que las obras concluyeron en 2009.

El gran andamio instalado en el castillo es desde hace años parte del paisaje de Arándiga.
El gran andamio instalado en el castillo es desde hace años parte del paisaje de Arándiga.
MACIPE

El Ministerio de Fomento, a través del 1,5% cultural, concedió 360.000 euros al Ayuntamiento de Arándiga en 2006 para iniciar la restauración de su castillo, una fortaleza de origen islámico del siglo XII, ubicada en lo alto de una peña y considerada bien de interés cultural. Gracias a aquella subvención, se instaló un gran andamio que todavía se mantiene, pese al tiempo transcurrido y a que no se han realizado nuevas obras.

El Consistorio de esta localidad, que tiene 340 habitantes y pertenece a la comarca Comunidad de Calatayud, ha iniciado los trámites para solicitar la retirada del andamio, sobre el que existía cierta confusión respecto a su propiedad. El alcalde, Emilio Garza (CHA) –que ostenta el Gobierno local desde las últimas elecciones–, se puso en contacto hace unos días con el arquitecto que dirigió aquella intervención, para saber a quién pertenecía esta ‘polémica’ estructura.

Tal como recordó Garza, cuando se llevaron a cabo las primeras obras de restauración del castillo "no se quitó la estructura, porque se pensaba conseguir nueva ayudas para continuar con la actuación, algo que no sucedió". "En nuestro programa electoral ya llevábamos la retirada del andamio –recordó– y es uno de nuestros objetivos prioritarios".

Ayer pudo confirmar que "la empresa dueña de la estructura, Tubygrap, cedió su mantenimiento a otra compañía zaragozana (Vertico) en 2009 (cuando se entregó la obra), y por un plazo de cinco años". Sin embargo, este último negocio se disolvió. Una vez aclaradas estas cuestiones, responsables de la firma propietaria del andamio "se han comprometido a inspeccionarlo y podría desmontarlo en tres semanas".

Aquella intervención, según aparece en el resumen técnico que consta en el Ministerio de Fomento, pretendía "frenar el elevado deterioro de las estructuras existentes (en el castillo)y así evitar posibles desprendimientos". La propuesta incluía, entre otras cuestiones, "trabajos de consolidación y restauración".

Problemas de seguridad

"Nos hemos tomado muy en serio la retirada de este armazón porque lleva diez años y corre serio peligro". En opinión del alcalde, las chapas de la parte superior "se están moviendo por la acción del viento" y podrían desprenderse. "Ante los problemas de seguridad, lo más conveniente es su desmontaje", añadió.

Un vecino del pueblo, Luis Entrena, miembro de la asociación cultural de Arándiga, recordó esta semana que la estructura "lleva allí mucho tiempo, tanto que hemos empezado a perder la noción del tiempo". Esta crítica, que se comparte también a través de las redes sociales, llega al punto de pedir que se actúe de manera urgente, porque "es una amenaza", ya que, "aunque el andamio de momento está en pie, la estructura se va debilitando".

Fuentes del Gobierno de Aragón confirmaron que en los presupuestos anuales no hay ninguna partida destinada a acciones en esta fortaleza. En marzo de 2009, las Cortes aprobaron por unanimidad una proposición no de ley en la que se pedía a la DGA que apoyara al Ayuntamiento para finalizar la consolidación del castillo y se solicitaba al mismo tiempo la colaboración del Gobierno central con ese objetivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión