Zaragoza

Más de 600 voluntarios para mejorar el Galacho

Desde hace 16 años se lleva cabo este programa, al que se suman 25 nuevas personas esta temporada.

Voluntarios en el Galacho de Juslibol
Voluntarios en el Galacho de Juslibol
M. M.

Ya van 16 años y más de 600 personas las que han dedicado parte de su tiempo libre a trabajar en la mejora y la difusión del Galacho de Juslibol dentro de su programa de voluntariado medioambiental. Otras 25 se acaban de sumar esta temporada para colaborar en tareas de información, mantenimiento y potenciación de la biodiversidad de este espacio natural referencia en la ciudad, formado a partir del antiguo meandro del río en 1961 como resultado de la mayor crecida del Ebro en el siglo XX.

"Hay personas que, más allá de estar sensibilizadas con el medio ambiente, quieren aportar a la sociedad y a la mejora del espacio, y eso es lo que pretende este programa”, dice Olga Conde, responsable del programa educativo del espacio natural, quien subraya que “no es una manera de sustituir mano de obra, sino que se persigue el objetivo de la vinculación social, de favorecer la participación activa de la sociedad en la mejora del espacio; además, se generan vínculos sociales entre las personas que participan”.

Cabe recordar que ya en el año 2000, coincidiendo con el arranque del programa, hubo un proyecto LIFE europeo que puso el galacho zaragozano como lugar de ensayo de diferentes metodologías de participación y relación con el entorno.

La actividad de los nuevos voluntarios comenzará a partir del 1 de marzo, mes en el que empezarán las actividades regulares del galacho y el tren; hasta entonces el centro de interpretación permanece abierto al público los domingos, de 10,30 a 13,30.

En marzo habrá un acto en el que se firmará el acta de compromiso de colaboración y también se entregará un diploma a las personas que participaron el año pasado en este programa, en el que se han enrolado ciudadanos de entre 20 y 70 años que han querido ceder de forma altruista parte de su tiempo a la mejora del entorno.

Informar sobre los elementos de interés natural relacionados con el espacio natural, realizar encuestas a visitantes, colaborar con las actividades de los grupos, tareas de conservación y mantenimiento, control de la vegetación exótica, actividades de apoyo a la biodiversidad como instalación, seguimiento y control de cajas nido son algunas de las tareas que lleva a cabo este equipo de voluntarios verde en las siete jornadas de trabajo a las que se comprometen con el programa.

Etiquetas
Comentarios