Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La oposición acusa a ZEC de paralizar la ciudad y exige debatir los grandes proyectos

Recrimina al Gobierno de Zaragoza que mantenga en suspenso operaciones urbanísticas que ayudarían a estimular la economía y generar empleo. PP y CHA piden reactivar la comisión de venta de suelo o patrimonio.

Los grupos municipales de la oposición acusaron ayer al Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) de "paralizar" la ciudad y le exigieron que se debatan los cuatro grandes proyectos urbanísticos que el Gobierno de Zaragoza mantiene en suspenso y que podrían suponer una inversión de 218 millones de euros. Torre Village –el ‘outlet’ previsto por Pikolin–, las viviendas de Averly, el supermercado en el antiguo colegio Lestonnac de Torrero y la posible instalación de un hospital del grupo Quirón Salud junto al estadio de La Romareda son algunas de las propuestas empresariales que se han encontrado con reticencias por parte del Ayuntamiento.

El portavoz municipal del Partido Popular, Eloy Suárez, explicó que la ciudad de Zaragoza no se puede "permitir el lujo" de perder operaciones que supongan inversiones millonarias que "ayudarían a estimular la economía y generar empleo tan necesario en estos momentos".

"No es admisible que proyectos de esta envergadura, de más de 200 millones de euros, estén paralizados por los viejos y rancios prejuicios de las políticas de izquierdas que siempre han fracasado a lo largo de la historia", recriminó el edil popular, que recordó que en la última reunión con el alcalde le solicitó que reactivase la comisión de venta de patrimonio. "Puede ayudar a conseguir financiación extraordinaria para mejorar las prestaciones de servicios e infraestructuras de los ciudadanos", señaló.

La portavoz de Urbanismo en el grupo municipal del PSOE, Lola Ranera, criticó que, desde hace siete meses, "las cuestiones de desarrollo de la ciudad, de búsqueda de aportaciones y de generación de empleo hayan desaparecido". Aseguró que la inanición de estos proyectos está llevando a la paralización de la ciudad. "Solo hay que ver los últimos órdenes del día, que se resuelven en cinco minutos. Tienen miedo de gobernar o no saben hacerlo", reprochó la concejal socialista. Ranera retó a ZEC a que elija "actuar o gobernar para los suyos o para el conjunto de la ciudadanía", y recordó que el PSOE hizo una "ciudad puntera" y "ahora hay riesgo de regresión o que se paralice".

Para Sara Fernández, del grupo municipal de Ciudadanos, se deben apoyar las inversiones que generen empleo para la ciudad, pero "viendo las características de cada una de ellas". Desgranó la situación de cada uno de los proyectos y expedientes que se mantienen enquistados en el Ayuntamiento de Zaragoza. Respecto a la construcción de un ‘outlet’ en el terreno de Pikolin, Fernández aseguró que cuenta con el total respaldo de Ciudadanos, ya que "es bueno para la ciudad y pensamos que es completamente distinto al pequeño comercio". Sobre los 160 pisos que la constructora Brial quiere construir en la vieja factoría de Averly en el paseo de María Agustín, Fernández recordó que hay una decisión judicial que hay que respetar.

Más cauta se mostró sobre los proyectos previstos en el antiguo colegio Lestonnac de Torrero y la posible instalación de un hospital del grupo Quirón Salud junto al estadio de La Romareda, ya que aseguró que tomarán una decisión cuando tengan información.

Aunque hizo hincapié en que "no todo vale" y hay que debatir cada proyecto en particular, la concejal de Chunta Aragonesista Leticia Crespo reconoció que ZEC ha "metido debajo de la alfombra los grandes proyectos para no abordarlos con valentía". "Ha habido una paralización para no tratar las cuestiones enquistadas, hay que retomarlas y sentarse a negociar", pidió Crespo, quien explicó que hay varias iniciativas para reactivar la comisión de venta de suelo o patrimonio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión