Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza revocará el pago de los 2,1 millones a Auzsa por los despidos si el juez lo declara lesivo

El Gobierno de ZEC espera a que le notifiquen la querella de Somos para tomar alguna decisión. El expediente municipal lleva tres meses abierto, pero aún no hay fecha para que el pleno decida.

Protesta de los empleados de Auzsa en 2013.
Protesta de los empleados de Auzsa en 2013.
guillermo mestre

La admisión a trámite de una querella presentada por el sindicato Somos ha vuelto a poner en primer plano el pago de 2,1 millones que el Ayuntamiento hizo a la empresa Auzsa por las indemnizaciones que hubo que abonar a los 153 despedidos de 2013. A la espera de que le notifiquen estas novedades judiciales, el Consistorio sigue tramitando un expediente administrativo paralelo para tratar que los juzgados reconozcan la lesividad de este acto: es decir, que admitan que la aprobación que hizo el Ayuntamiento de este pago fue perjudicial –consciente o inconscientemente– para los intereses del propio Consistorio. En caso de conseguirlo, el Gobierno de ZEC anuncia que revocará este acuerdo.

Sobre la querella de Somos, cuya admisión a trámite fue notificada este viernes a los querellantes, el Gobierno no quiere mojarse de momento. El procedimiento va dirigido contra los miembros del equipo de Gobierno del socialista Juan Alberto Belloch que lo aprobaron, solo dos días antes de que Pedro Santisteve fuera investido como nuevo alcalde. Pero también están querellados el interventor municipal, José Ignacio Notivoli, y el actual jefe de la asesoría jurídica, Luis García-Mercadal. El juez aprecia que los hechos recogidos en la querella pueden ser "constitutivos de delito de prevaricación y malversación de caudales", Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos, aseguró ayer que el Ayuntamiento aún no ha recibido de los juzgados ni la notificación de la admisión a trámite de la querella ni la solicitud de documentación que ha pedido el juez, como el acta de la reunión de Gobierno en la que se tomó la decisión, los pagos a Auzsa y los expedientes firmados por Notivoli y García-Mercadal. Hasta que esto no suceda y se encauce el proceso judicial, el Gobierno no va a tomar ninguna decisión ni va a hacer valoraciones sobre este asunto, según dijo Cubero.

Mientras tanto, el expediente municipal con el que se está estudiando la posible lesividad va a seguir tramitándose. A pesar lleva más de tres meses abierto, aún no hay fecha para llevarlo al pleno municipal. Allí, ZEC deberá buscar una mayoría para que pueda derivar en un proceso contencioso-administrativo en el que buscar que el juez le declare la lesividad.

Cubero valoró ayer que es "preocupante" que "con dinero público se paguen despidos", cuando las arcas municipales están "para lo contrario". "Es una decisión grave y técnicamente es equivocada", sostiene el concejal de Servicios Públicos. Mientras tanto, y a la espera del desarrollo del proceso, el Ayuntamiento ha paralizado los pagos a Auzsa por este concepto, ya que el abono se acordó que fuera fraccionado durante once años.Satisfacción en Somos

El sindicato Somos –cercano a Podemos– mostró ayer su satisfacción por la admisión a trámite de su querella, y confió en que el esfuerzo realizado –han tenido que poner 5.000 euros de fianza en los juzgados– sirva para que Zaragoza se vea "beneficiada con un dinero que nunca debería abonar para intereses privados". También el sindicato CUT, el mayoritario en el comité de empresa, se felicitó por la noticia, que llega en pleno conflicto con Auzsa, con huelga incluida.

Etiquetas
Comentarios