Despliega el menú
Zaragoza

El futbolista denunciado por lesionar gravemente a otro que falleció niega que le golpeara

Asegura que no hizo ninguna entrada a su rival, que sufrió rotura de hígado, y que fue este quien se golpeó con su rodilla.

La investigación abierta para aclarar las circunstancias en que se produjo la muerte de Julio Heras Villafranca, de 40 años, tras sufrir un rodillazo en el costado durante un partido de fútbol el pasado 17 de mayo continuó esta semana con la declaración del contrincante que le lesionó. Mario Z. R., de 31 años, negó que le hiciera una entrada y aseguró que fue su rival quien se golpeó contra él cuando iba a chutar a puerta.

Julio Heras, miembro del equipo Pasión Zaragocista, se enfrentaba ese día al Montajes Oslo CF en el campo de Valdefierro, cuando recibió un fortísimo rodillazo en la zona costal que le rompió el hígado y tres costillas. Faltaba un minuto para terminar el partido y el jugador perdió la consciencia por unos segundos, pero la recuperó tras recibir agua en el rostro. Acto seguido salió del terreno de juego y se dirigió al banquillo. El encuentro terminó sin que nadie llamara a una ambulancia y el futbolista se marchó a su casa roto de dolor y sin ser asistido. Al llegar, su mujer lo vio en tal estado que avisó al padre de Julio Heras, que lo trasladó rápidamente al hospital. Allí le diagnosticaron una gran hemorragia interna y unas lesiones tan graves que acabaron costándole la vida quince días después.

Aunque los médicos del centro sanitario certificaron la muerte como natural, el médico forense del Instituto de Medicinal Legal de Aragón (IMLA) que vio el informe no estuvo en absoluto de acuerdo y decidió remitirlo al juzgado para la apertura de diligencias judiciales. Posteriormente, la familia del fallecido presentó una querella criminal contra Mario Z. R. y quien pudiera resultar responsable de tan lamentable y desgraciada muerte.

Este último declaró el pasado miércoles ante la juez instructora del caso y contó que se disponía a disparar a puerta cuando Julio Heras "chocó" con él. Detalló que cuando iba a darle al balón una fuerte patada con el pie derecho, el otro jugador "se lanzó hacia el suelo" para parar el disparo y que fue en ese momento cuando se produjo el golpe. Añadió que impactó en la zona del pecho con la parte interior de su rodilla y que él no cayó al suelo, pero el otro jugador sí. No obstante, dijo que no perdió la consciencia y que se levantó y salió por su propio pie del campo.

En su descargo, manifestó que al término del partido, un minuto después, se dirigió a Julio Heras para preguntarle qué tal estaba y que este le dijo que "bien".

En el acta que levantó el árbitro del encuentro –y que está aportada en la causa– no se recogió ninguna incidencia. No obstante, Mario Z. R., asistido por el abogado Diego López, matizó que está "incompleta" y que piensa aportar el acta "completa" del partido.

Al ser preguntado por el letrado de la viuda de Heras, Marco Navarro Laguna, señaló que está "absolutamente" seguro de que la víctima no perdió la consciencia e incidió que fue el rival quien se golpeó contra él.

Etiquetas
Comentarios