Despliega el menú
Zaragoza

El nuevo acceso a Puerto Venecia reducirá un 30% el tráfico de la rotonda principal de entrada

El centro comercial espera comenzar las obras a comienzos del año que viene y que esté listo en unos diez meses. Costará alrededor de 2 millones de euros y tendrá 1,7 kilómetros, para llegar directamente hasta la zona del Ikea.

Los mayores problemas se acumulan en la rotonda de entrada al centro comercial.
Los mayores problemas se acumulan en la rotonda de entrada al centro comercial.
maite santonja

Después de varias medidas e intentos que no han conseguido acabar con el problema, Puerto Venecia confía en que el nuevo acceso al centro comercial que ha proyectado minimice los atascos que, en determinados momentos, se organizan en su entorno. Se trata de una obra de más de dos millones de euros que financiará el propio complejo de compras y ocio, y que permitirá evitar la rotonda por la que hay que pasar ahora necesariamente para entrar o salir de los aparcamientos.

Los propietarios calculan que el nuevo vial va a permitir reducir el tráfico que actualmente transita por ese conflictivo punto "un 30%", según apunta Salvador Arenere, director de Comunicación y Relaciones Externas del centro comercial. Con ello, se ganará en fluidez, algo especialmente importante en los momentos de gran acumulación de vehículos.

El nuevo acceso partirá del entorno de la conocida como Casa de la Colina, entre la rotonda que se levanta sobre la Z-40 y la que conecta con la Z-30. Se crea una calzada que rodea el citado edificio y conecta con un camino de servicio ya existente, que va en paralelo al Cuarto Cinturón y que se adecuará convenientemente para poder circular.

Esta entrada desembocará directamente en la zona del Ikea, en el llamado parque de medianas, es decir, en el extremo contrario al único acceso actual. La salida, por su parte, conectará con el vial que lleva hacia el Tercer Cinturón, pero siempre evitando la rotonda conflictiva. En total, la nueva vía de entrada al centro comercial tendrá 1,7 kilómetros.

Puerto Venecia confía en poder iniciar las obras en dos o tres meses, es decir, a comienzos del año que viene. Para ello deberán cerrar el proyecto definitivo, una vez que el Ayuntamiento ya aprobara en octubre el necesario cambio del Plan General de Ordenación Urbana. El diálogo es fluido con el área de Urbanismo y con el Ministerio de Fomento (que se encarga del Cuarto Cinturón), para poder empezar lo antes posible. Una vez adjudicados los trabajos, el plazo estimado de las obras es de nueve meses, por lo que la aspiración es poder estrenar el acceso justo antes de la campaña navideña del año que viene.

Otras actuaciones

Será una más de las medidas de Puerto Venecia para tratar de evitar los atascos, eso sí, la más ambiciosa y costosa de todas ellas. Las anteriores han permitido organizar mejor el tráfico, pero no acabar con los atascos que se forman en determinados momentos. Hay que tener en cuenta que los sábados pasan por Puerto Venecia unas 125.000 personas, muchas de las cuales tienen horas parecidas de entrada y salida, con lo que las retenciones en ocasiones son prácticamente imposibles de evitar. El problema es especialmente intenso en cuando hay varios días de cierre consecutivos –por un domingo que esté pegado a un día festivo, por ejemplo–. Entonces, el día anterior es de enorme afluencia.

Para tratar de minimizar los atascos, recientemente se amplió en un carril la calzada principal de acceso al centro comercial. Eliminando plazas de aparcamiento y algo de acera, esta obra permitió aumentar de dos a tres los carriles del vial principal de entrada, al menos hasta el giro de entrada a los aparcamientos exteriores de Decathlon –además, hay un el carril exprés que permite no entrar en la rotonda de entrada–.

Otra de las medidas adoptadas fue instalar unos semáforos en la rotonda que hay sobre el Cuarto Cinturón para regular la salida de vehículos del centro comercial. Si el tráfico es normal, el semáforo está en amarillo intermitente. Sin embargo, en momentos de gran intensidad de circulación, se pone en rojo para detener la salida de coches de Puerto Venecia y permitir la entrada a los que vienen por el Cuarto Cinturón desde el oeste, es decir, desde la salida a Teruel.

Ahora, el nuevo vial pretende, por fin, reducir el tránsito por la rotonda principal y aligerar un tráfico que estas Navidades y las posteriores rebajas volverá a tener una nueva prueba de fuego.

Etiquetas
Comentarios