Despliega el menú
Zaragoza

Los trabajadores del autobús convocan una huelga indefinida desde el 10 de diciembre

La plantilla de Auzsa deberá refrendar en votación los paros parciales, que serían diarios de 9.00 a 11.30 y de 18.00 a 20.30

Protesta de los trabajadores de Tuzsa en agosto de 2013 por los 153 despidos.
Protesta de los trabajadores de Tuzsa en agosto de 2013 por los 153 despidos.
guillermo mestre

El comité de empresa de Auzsa convocó ayer una huelga indefinida de trabajadores a partir del día 10 de diciembre, que afectaría a los usuarios del autobús urbano durante las horas punta, de 9.00 a 11.30 y de 18.00 a 20.30. Esta decisión se adoptó ayer después de que fracasara, una vez más, la reunión entre los representantes de los trabajadores y la dirección de la empresa para negociar el nuevo convenio colectivo. Los paros parciales, no obstante, están pendientes de que la plantilla los refrenden en una votación que se convocará para el 3 de diciembre. Además, las negociaciones continuarán solo un día después, el 4.

Los paros parciales serán indefinidos, y el comité de empresa amenaza con prolongarlos hasta las fechas navideñas –en las que el uso del autobús sube– en caso de que la empresa no modifique su actitud. Además, la convocatoria de esta huelga coincidirá de lleno con la campaña electoral de los comicios del próximo 20 de diciembre.

La principal discrepancia entre la empresa y los trabajadores es económica. Los empleados reclaman recuperar los niveles salariales previos a las bajadas que se aplicaron en 2013 y 2014. En la práctica, implicaría una subida de sueldo para este año de aproximadamente el 5,2%. Además, piden una subida de sueldo adicional y lineal de 50 euros brutos al mes para toda la plantilla. Sería un incremento anual a partir de 2016. Por último, el comité de empresa también pide recuperar la antigüedad. La empresa está muy lejos de acceder a estas pretensiones, y ofrece actualizar los sueldos con el IPC del año anterior. Auzsa justifica esta decisión en que ese es el criterio que usa el Ayuntamiento de Zaragoza para actualizar sus pagos por el servicio prestado.

Los representantes de los trabajadores, además, piden que se haga un cuadro de descansos semanales equitativos para toda la plantilla ya que, según denuncian, hay 80 empleados a los que les avisan de sus días de trabajo con solo dos semanas de antelación. Otro de los asuntos que está encima de la mesa es, una vez más, el de los aseos de final de línea, que los trabajadores pide que se mejoren.

También critica el comité de empresa los tiempos de recorrido de algunas líneas, ya que, aseguran, están demasiado ajustados, lo que genera críticas en los usuarios que acaban pagando los conductores.

Etiquetas
Comentarios