Despliega el menú
Zaragoza

A la espera de Torre Village

Los estudios que maneja el ‘outlet’ de Pikolin estiman que robará mercado al comercio por internet y que la inversión total de la operación puede rozar los 200 millones.

Recreación de la zona de restauración del proyecto de la fábrica de Pikolin.
Recreación de la zona de restauración del proyecto de la fábrica de Pikolin.
heraldo

Uno de los ingredientes principales que faltan por confirmarse para cerrar el menú comercial de Zaragoza es Torre Village. Los promotores del paseo comercial de tiendas ‘outlet’ que se ha proyectado en la actual fábrica de Pikolin siguen elaborando estudios y preparando su desembarco, a la espera de tener noticias del Ayuntamiento. El pleno tiene que aprobar el plan especial de esta zona comercial, pero aún no hay fecha para la votación.

Según fuentes de Urbanismo, el documento sigue su tramitación y no se descarta que se pueda someter a votación antes de final de año, aunque no pudieron garantizarlo. En principio, y pese a los recelos que ha mostrado ZEC al proyecto, este contaría con mayoría en el pleno.

Los planes de sus promotores pasaban por poder abrir en otoño de 2017, para lo cual sería necesario comenzar las obras el año que viene. Empezarían una vez se produjera el esperado traslado de la factoría de colchones a Plaza. Se trata de un proyecto de enormes dimensiones, con 63.000 metros cuadrados divididos en cuatro zonas principales: un parque de medianas (donde ya ha abierto Bauhaus), 5.500 metros cuadrados de zona de restauración, un aparcamiento con 2.500 plazas y 22.500 metros cuadrados de zona comercial. Allí se instalarían unas 90 firmas de ‘outlet’ con productos de gama media-alta con descuentos de entre el 30% y el 70%.

El impacto que tendría la apertura de Torre Village sería enorme, tanto dentro como fuera de la ciudad. No obstante, los estudios encargados por Iberebro –sociedad patrimonial de la familia Soláns que impulsa el proyecto–, hablan de que la competencia más importante de un ‘outlet’ de moda como este son las compras por internet, y que la oferta de Torre Village se enfrentaría, principalmente, a las tiendas ‘online’ y, en menor medida, a los centros comerciales.

Otro de los estudios, encargado a la Universidad de Zaragoza, cifra la inversión total de la operación en 198,5 millones de euros, 104,1 por la construcción de Torre Village, 7 por la urbanización de la zona y 87,4 por el traslado a las nuevas instalaciones de Plaza. Además, augura la creación de 1.509 empleos directos anuales entre 2015 y 2020, 103 por la ejecución del complejo comercial y el traslado de Pikolin, 588 por el propio funcionamiento del ‘outlet’ y 818 de la fábrica de colchones. Según los cálculos del informe, "cada euro invertido se multiplicará por 16,9 en términos de producción, renta y gasto, y el impacto que tendrá supondrá el 1,03% del PIB de Aragón.

Etiquetas
Comentarios