Despliega el menú
Zaragoza

Archivan la denuncia por prevaricación contra la exalcaldesa de La Muela

La junta de compensación de la Zona Norte se querelló contra Marisol Aured por negarse a recepcionar las obras.

La alcaldesa de La Muela, Marisol Aured, en su despacho, en una foto de archivo.
La alcaldesa de La Muela, Marisol Aured, en su despacho, en una foto de archivo.
Asier Alcorta

Una de las dos denuncias contra la exalcaldesa de La Muela, Marisol Aured (PP), por prevaricación ha sido archivada. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Almunia considera que "no está debidamente justificada" la perpetración del delito del que le acusaba la junta de compensación de la Zona Norte Altos de La Muela por haberse negado a recepcionar las obras de urbanización pese a sus reiterados requerimientos.

Los denunciantes consideraban que habiéndose aprobado por el pleno del Ayuntamiento de La Muela del 28 de julio de 2008 la recepción de las obras, no hacerlo cuando fue alcaldesa constituía un delito de prevaricación. El pasado febrero, la exalcaldesa muelana y principal imputada en la Operación Molinos, María Victoria Pinilla, fue condenada a ocho años de inhabilitación por un delito de prevaricación por haberse negado a recepcionar la urbanización de la Zona Norte. La sentencia también condenaba al Ayuntamiento como responsable civil subsidiario a pagar a la junta de compensación una indemnización de más de 4,7 millones de euros. El fallo fue recurrido y finalmente la Audiencia Provincial absolvió a Pinilla y eximió al Consistorio de este pago.

En el caso de Aured, tanto el fiscal como el juez consideran que la razón por la que no se recepcionaron las obras "no es únicamente por la inactividad de la denunciada, sino también consecuencia del conjunto de la corporación municipal". Además, estima que los denunciantes deberían haber hecho uso de la Ley de Procedimiento Administrativo y exigirlo por esa vía. Sin embargo, no se ha respetado el principio de intervención mínima del Derecho Penal.

"De lo actuado no aparece debidamente justificada la perpetración del delito" y por eso decreta el sobreseimiento provisional de las actuaciones.

Otra querella pendiente

El arquitecto municipal Francisco Núñez Castillo, uno de los principales imputados en la Operación Molinos, interpuso una querella también contra Marisol Aured por presunta prevaricación por no haberle pagado diversas facturas pendientes que sumaban más de 64.000 euros. Las cantidades fueron puestas a disposición del juez y también una serie de argumentos dados por la interventora en los que se justificaría que no hubo prevaricación.

Sobre esta demanda todavía no ha habido resolución. La popular aseguró en su día que tanto una querella como la otra solo eran "una venganza" contra ella por haber denunciado la Operación Molinos. "Las pusieron para apartarme de la Alcaldía", dijo Marisol Aured.

Etiquetas
Comentarios