Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos de Casablanca visitarán la nueva gasolinera para comprobar su seguridad

El Ayuntamiento podría sancionar a la estación por carecer de la licencia de inicio de apertura, mientras que la empresa asegura que se encuentra en situación legal al acogerse al silencio administrativo.

La nueva gasolinera, en Vía Ibérica con la rotonda de Alcalde Gómez Laguna
La nueva gasolinera, en Vía Ibérica con la rotonda de Alcalde Gómez Laguna
M. P.

Representantes de la Asociación de Vecinos Tomás Pelayo del barrio de Casablanca se reunieron este martes con representantes de la cadena de gasolineras Naftë del barrio de Casablanca, ante la inquietud generada entre vecinos cuyas viviendas se encuentran más cerca de la estación abierta el pasado en Vía Ibérica con la rotonda de Alcalde Gómez Laguna. También se les dio a conocer la situación administrativa, puesto que la estación abrió sin recibir expresamente la licencia de inicio de actividad por parte del Ayuntamiento de Zaragoza.

La gasolinera abrió el pasado mes de julio e inició sus trámites administrativos el 5 de mayo de 2014, cuando la empresa NAFTE S.L. solicitó los permisos oportunos. Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza explicaron que la documentación, tras ser analizada e informada por los servicios municipales correspondientes y por el INAGA, órgano dependiente del Gobierno de Aragón, se concedió a la empresa Licencia Urbanística y Ambiental de Actividad Clasificada. "Es decir, en un mismo acto se les daba licencia de obra y de actividad", apuntaron.

Sin embargo, este tipo de instalaciones requiere una segunda licencia, denominada Licencia de Inicio de Actividad, que fue solicitada el día 9 de junio de 2015, por lo que la Administración llevó a cabo las correspondientes inspecciones durante julio y agosto, "todas ellas con resultado favorable", explican en el Ayuntamiento, por lo que está previsto que el expediente se lleve a la Gerencia de Urbanismo del próximo 7 de octubre "en la que, en principio, se otorgará la citada Licencia de Inicio de Actividad". Sin embargo, pese a haberse desarrollado correctamente en lo que respecta a cuestiones técnicas, la estación inició la actividad sin contar con esa segunda Licencia de Inicio de Actividad, por lo que en la misma sesión de la Gerencia de Urbanismo también se tramitarán dos expedientes que tiene abiertos, uno por una denuncia vecinal, y otro consistente en un procedimiento sancionador incoado por el propio Ayuntamiento por el que la empresa podría ser sancionada.

Por su parte, fuentes de la empresa defendieron, y así lo explicaron a los vecinos, que la estación tiene todos sus papeles en regla, incluida la licencia de Inicio de Actividad. Desde Naftë explicaron que "se trata de un tipo de resolución que en el propio formulario de la licencia dice que tiene un plazo máximo de resolución de un mes, y pasado este mes el silencio administrativo supone la estimación de la licencia", explicaron. Las mismas fuentes añadieron que pasado ese mes, "vimos que todos los informes de incendios, bomberos, medio ambiente, inspección, etc eran favorables, no íbamos a abrir si no era así, por lo que hemos entendido que los efectos del silencio eran estimatorios y procedimos a abrir".

Visita a la estación de servicio el próximo viernes

Con el ánimo de tranquilizar a los vecinos, representantes de la cadena de estaciones de servicio se reunieron este martes en la asociación de vecinos, donde explicaron tanto la situación administrativa como las características técnicas y de seguridad con los que cuenta la estación de servicio, si bien desde la entidad vecinal pidieron verlo "in situ", por lo que el próximo viernes por la tarde, recibirán las explicaciones en la propia instalación. "Nosotros no tenemos poder ejecutivo, tenemos poder informativo y los que viven allí tienen inquietud", explicaron desde la asociación de vecinos, "queremos ver cómo funciona la estación y que sistemas de seguridad tienen, otra cosa es que tengan los papeles en regla".

La AVV pidió información ante las quejas suscitadas tras la apertura de la estación, atendida físicamente por personal de 7 de la mañana a 20.00, y por la noche y los fines de semana y festivos funciona como autoservicio. Los vecinos pedían que se reconsiderase su ubicación y entendían que en esas horas, "al estar desatendida, no se puede actuar rápidamente en caso de emergencia, en casos como la limpieza de la zona para evitar accidentes o fugas", además de cuestionar otros aspectos como la mala accesibilidad de los vehículos a la estación.

Etiquetas
Comentarios