Zaragoza
Suscríbete

El Ejército descarta permitir la entrada de civiles a El Soto

El Ayuntamiento busca soluciones para atender la demanda de La Almozara, uno de los pocos barrios sin piscina pública.

El Soto, el verano pasado
El Soto, el verano pasado
Pablo Mayoral

Los vecinos de La Almozara no tienen piscina pública y llevan años reclamando el uso compartido del centro deportivo militar de El Soto, situado en el barrio. Esta carencia se agudizó con el cierre del Parque Deportivo Ebro en el verano de 2012. La Almozara es uno de los pocos distritos de la ciudad que no cuenta con piscina pública. De momento, sus vecinos deberán seguir esperando o cogiendo el bus para ir a otro barrio. El Ejército asegura que descarta permitir la entrada de civiles en el El Soto "ahora y en el futuro".

"El Soto es una instalación privada del Ejército de Tierra. No está contemplado el uso para civiles y se descarta en el futuro. Nuestra normativa nacional no lo autoriza. Entendemos que los vecinos que viven cerca piden su uso, pero no puede ser. El Ayuntamiento tiene otras instalaciones y muy buenas", afirma Miguel García Pérez, coronel responsable del centro deportivo.

"Conocemos las demandas de los vecinos de la Almozara y las vamos a tener en cuenta. Estudiaremos soluciones", explican desde la concejalía de Deportes. El alcalde expuso en el encuentro digital con Heraldo.es su voluntad de negociar con el Ministerio de Defensa, aunque de momento no ha habido contactos oficiales.

"Mantendremos una cordial relación con el Ejército o el Ministerio de Defensa ya que, además, nos facilita el poder solucionar temas que afectan a la ciudad, como la bolsa de viviendas, los ruidos que pueden causar los aviones o el uso de determinadas instalaciones deportivas y recreativas", aseguró Pedro Santisteve.

El Soto tiene 7.900 socios: militares, guardias civiles y cadetes de la Academia General Militar. Su normativa sí permite ser socios a los hijos de militares. Y dejan entrar a civiles puntualmente si van invitados y acompañados por algún socio.Solo para militares

El Soto forma parte de una red nacional de instalaciones deportivas del Ejército. "Se creó para favorecer la acción social y cultural y para fomentar el compañerismo. Dada la movilidad de los militares, estos centros deportivos sirven como punto de encuentro", señala Miguel García Pérez.

El Soto se inauguró el 20 de junio de 1980. Antes, los militares disfrutaban de otra piscina en el centro de Zaragoza: La Hípica, que luego pasó a ser propiedad del Ayuntamiento y hoy es el CDM Gran Vía. En la antigua Hípica la normativa era más flexible y sí compartían instalación civiles y militares, según apunta el coronel García Pérez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión