Despliega el menú
Zaragoza

Vecinos y asociaciones ayudarán a decidir qué se hace con la madera del laurel de Torrero

Del simbólico árbol que presidía el antiguo patio de la cárcel del barrio, solo quedan cuatro trozos del tronco de alrededor de dos metros de longitud.

Foto de archivo del centenario árbol de laurel de Torrero
Foto de archivo del centenario árbol de laurel de Torrero
GUILLERMO MESTRE

El Ayuntamiento de Zaragoza convocará un encuentro con asociaciones y entidades sociales para recoger propuestas de actuación con objeto de realizar una intervención artística con la madera del tronco del laurel que presidía el antiguo patio de la cárcel de Torrero.

El responsable de Servicios Públicos, área de la que depende Parques y Jardines, Alberto Cubero, ha solicitado información sobre el protocolo que se siguió para retirar el árbol, según informa en una nota de prensa el consistorio zaragozano.

"Al parecer, se encuentra en el vivero municipal pero, lamentablemente, el tronco fue cortado en cuatro partes para su traslado", explica Cabero.

Ahora se intentará preservar la madera, que se encuentra en mal estado, para lo que se va a conservar a cubierto en un almacén municipal, hasta que se decida "qué se hace con los trozos del tronco, cuatro piezas de alrededor de dos metros de longitud".

El pasado 6 de junio se cayó el tronco de este árbol, catalogado como singular y que tiene un alto valor simbólico para el barrio y para la memoria histórica de la ciudad.

Alberto Cubero lamenta que el Gobierno saliente no haya tenido la suficiente sensibilidad con este caso después de que en el anterior mandato desde el propio servicio de Parques y Jardines se propuso realizar una intervención artística a la Junta de Distrito.

"Desde el Gobierno municipal consideramos que las nuevas propuestas no deben partir desde el Ayuntamiento, sino desde los vecinos y entidades sociales que han solicitado conservar este ejemplar", ha explicado.

Asimismo, desde Medio Ambiente, la concejal Teresa Artigas reitera el compromiso con la protección y conservación del arbolado singular de la ciudad, por su valor patrimonial, emocional, medioambiental y simbólico.

El laurel de Torrero fue catalogado como árbol singular por su antigüedad, tamaño y porte, y se encontraba en un relativo buen estado de salud hasta el año 2005, cuando en invierno una de las ramas estructurales se desgajó a causa de la nieve, dejando una herida en el tronco.

En el año 2012 fue cuando empeoró definitivamente y en el catálogo de árboles municipal se indica que "se ha salvado de la tala gracias a la presión popular que consiguió que se modificase el plan urbanístico que preveía su desaparición".

Etiquetas