Zaragoza

Eloy Suárez promete bajar los impuestos y hacer de Zaragoza una ciudad abierta a Europa

Rudi recuerda sus años de alcaldesa y resalta que lo que los ciudadanos quieren es una ciudad en la que puedan vivir y "no obras faraónicas".

Presentación de la candidatura de Eloy Suárez en Zaragoza
Oliver Duch

El candidato del PP a la alcaldía de Zaragoza, Eloy Suárez, ha defendido el proyecto "colectivo" con el que se presenta a la cita electoral del 24 de mayo, en la que confía en ser elegido alcalde para hacer de Zaragoza, desde la coherencia y la honradez, una ciudad "extraordinaria" y abierta a Europa.

Así lo ha asegurado durante su intervención en el acto de presentación de su candidatura, en el que ha estado arropado por el presidente del partido en Zaragoza, Luis María Beamonte, el destacado militante del PP Manuel Pizarro y la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, quien lo ha animado a seguir los pasos de los alcaldes populares de Huesca, Ana Alós, y Teruel, Manuel Blasco.

Suárez ha recordado que en 2011 el PP ganó las elecciones municipales al Ayuntamiento de Zaragoza y ha iniciado su intervención con un recuerdo a "una victoria, una pérdida y una enseñanza", la de los cuatro años transcurridos desde entonces, cuando el PSOE le arrebató la alcaldía al contar con el apoyo de CHA e IU y pasó a formar parte del único grupo de la oposición en el consistorio.

Como consecuencia de ese gobierno "que se forjó en los pasillos del Ayuntamiento", Zaragoza ha tenido cuatro años de un gobierno "errático" que aspira a cambiar con su segunda candidatura a la alcaldía, para la que necesita rodearse de "gente normal para hacer cosas extraordinarias por la ciudad".

Suárez se ha mostrado seguro de que el PP ganará en mayo las elecciones y gobernará en Aragón y en el Ayuntamiento de Zaragoza porque el proyecto del partido es "colectivo" y no es resultado de una coalición "improvisada sino basada en la sensatez".

Se ha comprometido a bajar los impuestos, aunque no ha dado más detalles, ha apostado por una ciudad "más humana y humanista" y ha considerado que ahora existe un futuro "que hace cuatro años no teníamos" porque la recuperación económica está "a la vuelta de la esquina".

La recuperación del centro de la ciudad, la mejora de los servicios, el cuidado de la cultura y la historia, la regeneración democrática y el respeto de los valores son algunas de las cuestiones reclamadas por los ciudadanos, ha señalado, antes de aseverar que "lo que no quieren es lo que han visto durante estos cuatro años".

Suárez ha apuntado que su proyecto de ciudad no acaba en la periferia e incluye la apertura a Europa porque Zaragoza tiene que tener vocación europea y solamente necesita a alguien que la guíe y desde el ayuntamiento es "desde donde hay que hacerlo", una ciudad "para las personas y una referencia para Europa".

Ha admitido que se enfrenta a un escenario "como nunca de incierto", ha recordado que el gobierno de Rudi y de las diputaciones y ayuntamientos aragoneses que dirige el PP han dado "un ejemplo de honradez" y ha asegurado que su formación tiene que asumir "el esfuerzo de gobernar frente a la ostentación del poder" que quieren otras fuerzas que "no son emergentes", sino "las mismas viejas ambiciones y arengas que nos han llevado al pozo" y que intentan que el PP no gobierne.

"Sabemos que el PSOE renunciará a todo y les dará todo lo que pidan" pero esta vez "no va a ser suficiente porque va a prevalecer la voluntad de los zaragozanos y el próximo mes de junio cuando se constituya el ayuntamiento el PP será el partido más votado y será el que gobierne esta ciudad", ha concluido.

En este mismo sentido se ha manifestado Rudi, quien ha resaltado que pese a ganar las elecciones de 2011 Eloy Suárez ha estado en la oposición y lo ha hecho "al pie del cañón", sin pensar en renunciar y pese a que el nivel político del Ayuntamiento en esta legislatura era "difícil de soportar porque se han dedicado a criticar al gobierno de España y Aragón".

La presidenta de Aragón ha recordado que fue alcaldesa de Zaragoza y ha resaltado que lo que los ciudadanos quieren es una ciudad en la que puedan vivir y no obras faraónicas, "justo lo contrario de lo que ha sido en estos cuatro años el Ayuntamiento".

"Quieren un alcalde de a pie de calle y que no solo se dedique a la gran política sino próximo, que detecte los problemas y que se los solucione y allí serás un alcalde como han sido Ana (Alós) y Manuel (Blasco) en Huesca y Teruel estos años", le ha animado Rudi.

Por su parte, Luis María Beamonte, ha indicado que Zaragoza necesita un alcalde serio, trabajador, que sea honesto y abierto e integrador y "ese alcalde tiene nombre y apellidos y se llama Eloy Suárez Lamata".

Ha resaltado que el compromiso del PP es "darle la vuelta a la ciudad", que hoy está "casi en quiebra" y en la que el tripartito ha sido "un auténtico caos", cuyos partidos pretenden "ponerse un disfraz en un nuevo intento de engaño".

El grupo municipal del PP ha trabajado "con valentía, no se ha vendido por nada y ha hecho propuestas y defendido el interés general", ha indicado Beamonte, quien ha añadido que, por contra, el PSOE ha preferido "venderse a la izquierda más radical" y el resultado ha sido "el caos, el desprestigio y la desesperanza de muchos zaragozanos".

En el acto también ha intervenido como militante Manuel Pizarro - porque tiene "coraje, valor y no da una batalla por perdida", según lo ha descrito Suárez- quien ha resaltado que la actividad política es "la más noble que se puede realizar" y ha avanzado que a Suárez le tocará "lanzar a Zaragoza hacia el futuro" porque es un símbolo "de lo mejor de España".

Por ello, ha asegurado que el PP tiene "el mejor candidato" para la alcaldía porque es alguien "joven pero maduro" y una persona "seria y honrada" que sabrá dirigir y liderar la sociedad zaragozana, junto a la presidenta Rudi, de una forma "inmejorable" y hará que Zaragoza sea una "palanca de futuro" para la misma ciudad, para Aragón y para España.

Etiquetas