Despliega el menú
Zaragoza

"Tras 18 años luchando para dar con la hija que me robaron, por fin he hablado con ella"

?La mujer dio a luz en una clínica zaragozana en 1985, pero le dijeron que el bebé había muerto. Una prueba de ADN ha vuelto a unir a ambas.

La madre, María G.S.
La madre, María G.S.
Heraldo

María G. S. pudo hablar por fin hace unos días con la hija que le robaron al nacer, hace ahora 30 años en la capital aragonesa. Lo ha logrado gracias a las gestiones del Juzgado de Instrucción número 4, que ha confirmado a través de una prueba de ADN que existe una relación biológica entre ambas. Tal y como adelantó HERALDO, esta madre, de 53 años, perdió a su hija tras dar a luz en la clínica Montpellier el 8 de julio de 1985. Presuntamente, fue engañada por unas monjas y por la estafadora Teresa Gandía, quienes le dijeron que el bebé era un varón, que había nacido muerto y que el centro se encargaría del entierro. Una vez recuperada del parto, la enviaron en avión a Canarias con 25.000 pesetas para que descansará y se olvidara de lo ocurrido.

"Llevo 18 años luchando y tratando de dar con la hija que me robaron. Y por fin he hablado con ella. Fue hace unos días y no esperaba que la relación fuera tan maja. Ella es un encanto. La Policía le contó esta historia y ahora tiene a sus padres adoptivos enfermos, como a su abuela. Cuando mejore de salud su familia, podremos vernos como madre e hija", manifestó María G. S., que ahora vive en Cataluña.

La chica, que se llama como su madre biológica, reside en Onda, un municipio de Castellón, donde sus abuelos y padres han regentado una fábrica de azulejos. Fue visitada por agentes de la Policía de Zaragoza y Castellón para tomarle declaración y la prueba de ADN.

En estos momentos, la juez instructora ya ha recibido el informe del forense, en el que se cotejó la prueba de ADN de ambas con un 99,9996% de fiabilidad. Ahora, la magistrada tiene dos posibilidades: archivar el caso, o bien que continuar la investigación que abrió el Servicio de Atención a la Mujer (SAM)de la Policía Nacional de Zaragoza en 2012. Los agentes han tomado declaración a cuatro personas en los dos años y medio transcurridos.Peticiones a la magistrada

"Espero que la juez no lo archive ahora, para que se conozca la actuación del médico, la monja sor Lucía Merino (que era la superiora de las religiosas en la clínica) y la familia del padre biológico", agregó la madre. De hecho, su abogada, Beatriz García, quiere presentar una petición ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Zaragoza para que se llame a declarar a una serie de personas relacionadas con el caso.

"Mi hija quiere conocer a su padre biológico porque ha preguntado por él. Yo también quiero que se le practique la prueba de ADN para que se confirme que fue el progenitor, pero no tengo relación personal porque su esposa evita que podamos hablar", agregó la madre biológica.

La pareja vivió un año junta en Zaragoza, después de conocerse en Salou, donde ella trabajaba en un bingo, y donde él se trasladó porque era empresario de hostelería. Poco antes de que la madre diera a luz en la clínica zaragozana, la familia del padre biológico (su mujer y cinco hijos) se trasladó desde una localidad de Navarra a la capital aragonesa y se frustró la convivencia entre la pareja a mediados de los años 80.

La Policía tomó declaración a la esposa del padre biológico y ella, que al parecer era conocedora de la historia, facilitó la identidad de la hija robada con algún lapsus en uno de los apellidos. También habló a los agentes de la localidad castellonense donde fue trasladada la niña con sus padres adoptivos. La chica, de 29 años, ha sido hija única en su nueva familia y fue consciente de ser adoptada porque sus padres se lo contaron. "Ha sido muy bien tratada y educada, pero hasta que la visitó la Policía hace unos meses ella no sabía que su madre estaba buscándola y que fue una niña robada", agregó la madre biológica.

Una vez desvelado el secreto de la maternidad para la joven, ahora ambas quieren conocerse. "Ya sabe que tiene un hermano y puede conocerlo", señaló la madre.

Etiquetas