Zaragoza

​El buque de la convivencia vecinal surca las Delicias

Más de 60 entidades participaron en la fiesta comunitaria 'Delicias es mar', que inundó de actividades una animada jornada.

Un momento de la fiesta marina en Delicias
​El buque de la convivencia vecinal surca las Delicias
M. P.

"Siento que el mar ríe a carcajadas, dormido entre las olas, una sonrisa de espuma en su mirada". Mensajes como este, traídos desde el fondo del mar, podían llegar a cualquier viandante que nadase este sábado por la Calle Delicias, entregado por el mismísimo capitán Nemo desde un curioso submarino fabricado para la ocasión.

El barrio de las Delicias vivió este sábado una animada jornada intercomunitaria en la que se implicaron más de 60 colectivos del distrito y en la que vecinos y comerciantes se volcaron en la ambientación y organización de actos. Hasta en las barras de los bares se veían peces de colores entre suculentas tapas.

Bajo el slogan 'Delicias es más... Delicias es mar', como guiño a la riqueza de recursos, iniciativas e interculturalidad del barrio zaragozano, de todo podía encontrarse uno en la calle Delicias este sábado, decorada a la entrada y salida por grandes redes de pesca.

Las olas también llegaron al entorno del jardín vertical con la decoración de bancos de peces y un mural realizado por el proyecto Galería Urbana, en un entorno muy animado en el que vecinos del barrio, formados previamente en talleres artísticos de maquillaje por La Teja Teatro, hacían pintacaras a los pequeños. En otro punto se intercambiaban peces de colores por chapas alusivas a la jornada, otros pintaban entre caballitos de mar gigantes y quienes querían un recuerdo del día podían hacerse divertidas fotos en originalísimos 'photocalls' de inspiración marina. Hasta 'Mesonera de Aragón', entre otras muchas piezas, se pudo escuchar en este curioso mar, surcado también por la banda de música de las Delicias con unos componentes trasuntos de extrañas criaturas marinas.

"Es una fiesta de interculturalidad, para promover la convivencia en el barrio y la gente se ha volcado", comentaba Rodrigo, del equipo de intervención comunitaria intercultural de la Fundación Federico Ozanam, promotor de la jornada, en colaboración con la Asociación de Vecinos Manuel Viola y otros muchos colectivos, y la dirección artística de la PAI.

Actividades todas ellas encaminadas al refuerzo de la convivencia ciudadana, intercultural e intergeneracional en un día lúdico que lució el trabajo que durante semanas han preparado vecinos y colaboradores en grupos de trabajo y talleres artístico.

"Hemos utilizado el arte como herramienta de intervención social y lo hemos unimos con el elemento festivo. Con iniciativas así es más fácil trabajar la intervención comunitaria", explica José Manuel Latorre, ‘Seve’, coordinador del equipo de intervención comunitaria de Ozanam.

Etiquetas