Zaragoza
Suscríbete por 1€

La riada destroza la autopista aragonesa y mantiene en alerta Pina de Ebro y Gelsa

El posible desalojo de Pina de Ebro se retrasa a las 19.00. Una granja de Villafranca anegada con 2.600 cerdos. En Alfajarín luchan por salvar decenas de reses bravas. "Es más alta que la del año 61", relatan.

La autopista aragonesa ARA-1 ha quedado inutilizada esta mañana como consecuencia de la crecida extraordinaria del río Ebro.

Fuentes de la DGA informan de que el agua se ha filtrado por debajo de la calzada, destrozando los dos carriles que van en el sentido de la N-2 a la N-232 y deformando los del sentido contrario.

Por ello, a las 6.00 de esta mañana se ha decidido cortar el tráfico rodado. También la A-127 antigua está cortada del punto kilométrico 8 a Gallur por el desbordamiento del río Ebro. Hay paso alternativo por el actual y nuevo trazado de la A-127, y también está cortada por inundación la A-126 (De Tudela a Alagón), del p.k. 35 al 55, entre Pradilla de Ebro y el cruce de la Autopista A-68, y la A-1017 (De la N-II a la N-232) de Pina de Ebro a la N-232, por inundación del río Ebro.

Evacuación de Pina

Las localidades zaragozanas de Pina de Ebro y Gelsa están en alerta aunque la decisión evacuar el municipio se ha pospuesto hasta las 19.00.  La presidenta comarcal, Felisa Salvador, quien se ha reunido en el Ayuntamiento de Pina, con representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el Gobierno de Aragón, Policía Nacional, Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

A partir de Pina el Ebro "tiene huerta y va encajonado", además de que los municipios están en una cota más elevada, por lo que es más difícil que la riada afecte a los cascos urbanos. El río ha alcanzado la mota de Gelsa y hay varios campos de cultivo anegados porque "la crecida es espectacular". Se ha quejado de que "nadie dice exactamente nada".

Salvador ha alertado a Protección Civil y a los servicios sociales de la comarca, que han elaborado un listado de personas dependientes por si fuera necesario evacuarlas en las próximas horas. Ha pedido "tranquilidad y serenidad" a los vecinos de esta comarca.

Además de las fuerzas de seguridad y Protección Civil, en la Ribera Baja se ha desplegado la empresa pública SARGA con maquinaria pesada y los vecinos de Gelsa están trabajando para evitar que el agua llegue al pueblo. Felisa Salvador ha llamado la atención sobre la línea ferroviaria Zaragoza-Caspe-Tarragona, que puede resultar afectada a la altura de Quinto.

El Centro de Coordinación Operativa en Emergencias (CECOP) se ha reunido a primera hora de este lunes para analizar si se realiza este desalojo preventivo y ha decidido, junto a Protección Civil y en colaboración con el ayuntamiento, aplazar esta decisión a una nueva reunión que se celebrará a las 19.00, según fuentes del ayuntamiento de Pina de Ebro. 

Mientras, los técnicos continúan analizando el comportamiento del río y en el municipio se ha instalado el Puesto de Mando Avanzado.

Hasta allí se ha traslado un batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME) procedente de Valencia, dos dotaciones de bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza, equipos y vehículos de Protección Civil locales y comarcales, así como de Cruz Roja, patrullas de la Guardia Civil y ambulancias del Servicio Aragonés de Salud.

2.600 cerdos ahogados en Villafranca

Donde también crece la intranquilidad es en Villafranca de Ebro, donde la crecida del río ha provocado graves afecciones, aunque no hay riesgo en su casco urbano.

Sin embargo, una granja de cerdos ha quedado totalmente anegada y se cree que han muerto los 2.600 animales que se encontraban en su interior. El alcalde de la localidad, Roberto González, asegura que "nunca se había alcanzado esa altura, ni en el 61" por lo que no se procedió a su desalojo.

Además, se ha roto la mota de contención y ha anegado los campos de la zona. Durante la mañana, los esfuerzos se centran en el tapado de los puentes de acceso al municipio, para crear una barrera que evite la entrada de agua a las calles habitadas.

González ha mostrado su "desesperación" ante una situación que vienen denunciando "desde hace 25 años, y nadie hace nada". "Estamos rebasados y hartos", denuncia.

"Creo que han dormido en el tejado"

Por su parte, la situación no es mucho mejor en Alfajarín, donde esta mañana se ha evacuado a los últimos vecinos de la urbanización de Casas de los Huertos.

"Pensábamos que ya no quedaba nadie, pero esta mañana han llamado los últimos, que no quisieron salir el sábado", explica el alcalde del municipio, Francisco Verge. "Creo que han pasado la noche en el tejado", asegura.

Ahora, los problemas se centran en una ganadería de reses bravas, afectada por el desbordamiento del río. "Los bomberos y la Guardia Civil están intentando hacer algo con el ganadero", explica.

Huertas afectadas en Osera

Mientras, en Osera de Ebro no le quitan el ojo al río ante la "falta de información" sobre qué nivel alcanzará su caudal a su paso por la localidad zaragozana.

El alcalde, José Luis Périz, asegura que "buena parte de la huerta está inundada", aunque el casco urbano "está intacto, salvo una casa que tenemos controlada".

Périz destaca que la crecida está alcanzando una altura histórica. "No sé el caudal, pero como el río está sucio, está ganando mucha altura, nunca lo había visto así", relata.

Etiquetas