Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Al pequeño comercio no le "compensa" abrir los domingos

Apuestan por el descanso y la conciliación y critican las condiciones laborales de quienes abren.

Foto de archivo de la calle Alfonso
Al pequeño comercio no le "compensa" abrir los domingos
A.A.C

Dos años después de que echara a rodar el decreto que permite abrir los domingos a los comercios del Casco Histórico, basta con dar un paseo por las principales comerciales para cerciorarse de que la medida ha sido acogida de manera diferentes por las grandes cadenas y los comercios minoristas.

Mientras un amplio porcentaje de los primeros abren sus puertas, ninguno de los locales de detallistas sube la persiana el último día de la semana. Esta diferencia de pareceres, razonan los pequeños comerciantes, radica en lo escasamente rentable que resulta la jornada dominical.

Así lo explica Margarita Ballarín, vicepresidenta de ECOS -Federación de Empresarios de Comercio y Servicios-, quien subraya lo "poco que compensa" el subir la persiana el domingo. "En Aragón tenemos una docena de festivos en los que poder abrir y la realidad es que nos sobran porque rentables, lo que se dice rentable, son los cuatro fines de semana de diciembre", comenta.

"No todas las franquicias o franquiciados abren y eso es un claro síntoma de que no compensa", afirma María Pilar Martínez, presidenta de la asociación de comerciantes del sector Alfonso. "Cuando se vende la moto de que se contrata más gente no se está diciendo la verdad: no se crea trabajo, sino que se hacen más turnos y se empeora la calidad del trabajo después de años peleando por que la gente del sector pudiera disfrutar de sus días de descanso", abunda.

El punto de vista de la Asociación de Franquiciadores de Aragón (AFA) es totalmente opuesto. "Nuestra política es ser útiles ahí donde uno se instala y ajustarnos a las costumbres de los vecinos. Si vemos que existe una demanda, la cubrimos, ya que tenemos la obligación de hacer rentable el negocio", apunta David Moreno, presidente de la AFA.

Moreno asegura que la apertura de los domingos sí genera empleo: "Abrir los siete días de la semana nos obliga, en el buen sentido, a incorporar a más trabajadores, especialmente a personas que necesitan un trabajo puntual y que en otras circunstancias tienen muy complicado acceder al mercado de trabajo, como es el caso de los estudiantes".

Conciliación familiar y laboral

"Otro aspecto que influye es que los contratos que se hacen en fin de semana no son muy buenos, lo que hacen las grandes superficies es obligar a trabajar en domingo y a cambio librar el lunes", apunta Margarita Ballarín.

Como ella, Martínez -representante del sector Alfonso- ahonda en el problema de la conciliación: "Muchas veces el problema traspasa el plano económico y se centra en que los trabajadores merecen un descanso, y lo merecen de modo que puedan disfrutar de su familia, que por norma general también tienen fiesta el fin de semana".

Puerto Venecia pide poder abrir

Uno de los caballos de batalla de Puerto Venecia es el poder abrir todos los domingos. Desde el centro comercial ponen en valor la "gran cantidad de clientes de otras localidades y provincias" que logran atraer cada festivo que abren sus puertas y "el beneficio económico que repercutiría en la ciudad".

Etiquetas