Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Gobierno de Aragón estudia poner barracones ante la falta de plazas de instituto

Los colegios Cándido Domingo y Tío Jorge y otros de Arrabal y la Jota inician movilizaciones.

Colegio Cándido Domingo, afectado por las nuevas adscripciones de institutos
El Gobierno de Aragón estudia poner barracones ante la falta de plazas de instituto
P.F.

La falta de plazas de instituto en Zaragoza se agrava en determinadas zonas (especialmente en la Jota, Arrabal y Parque Goya) y la solución dada esta semana por la DGA de ampliar las adscripciones de los colegios ha indignado a las familias. FAPAR exige la construcción de nuevos institutos públicos y soluciones urgentes para el próximo curso.

Para solucionar la presión demográfica de algunos institutos, el Departamento de Educación ha planteado la ampliación de las adscripciones de los colegios y está buscando espacios alternativos para el próximo curso escolar, según explicaron responsables de Educación en la comisión de garantías celebrada esta semana. Una de las opciones que están estudian es la colocación de aulas prefabricadas (como ya se ha hecho este curso en el Río Gállego) o la utilización de otros edificios.

"Hay suficientes plazas de instituto disponibles en Zaragoza. La flexibilización de las adscripciones va a dar más libertad de opción a las familias. El criterio de proximidad no puede ser el único. Se está trabajando en la planificación y se adoptarán las medidas necesarias", ha afirmado la consejera de Educación, Dolores Serrat, este jueves en la presentación de la nueva distribución horaria en Secundaria con la LOMCE.

Con el cambio en las adscripciones de los colegios, a un niño del Arrabal de 11 o 12 años, del colegio Cándido Domingo o Tío Jorge, le puede tocar el próximo curso ir al instituto Ramón y Cajal, en la plaza del Portillo, a casi 3 kilómetros de su casa. Hasta ahora los niños de estos dos colegios acudían mayoritariamente a la Azucarera, un centro que ya está saturado y al que a partir del próximo curso acudirán niños de más centros (se ha ampliado para los colegios de La Estrella, Marie Curie e Hilarión Gimeno).

"Las nuevas adscripciones no solucionan la falta de plazas en algunos institutos, como el Pilar Lorengar, y amplían el problema a más centros, como el Tiempos Modernos, Parque Goya o la Azucarera (todos en la Margen Izquierda), señalan desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR).Urge un instituto en la Margen Izquierda

Cada colegio tiene dos o tres institutos adscritos, en los que la Administración garantiza plaza a las familias. El proceso para pedir reserva de plaza comienza la próxima semana. Las familias de los colegios de la Margen Izquierda temen quedarse sin plaza en los institutos de su zona y que Educación les envíe a centros alejados, algo que permiten las nuevas adscripciones aprobadas por el Departamento de Educación.

Las asociaciones de padres de los colegios Cándido Domingo y Tío Jorge entregaron una carta de protesta este jueves en la dirección provincial. Este viernes por la tarde han convocado una reunión en el colegio Cándido Domingo con asociaciones de padres de la zona. Y el próximo martes habrá una asamblea, a las 17.30 en la plaza Albada.

"Las familias queremos expresar nuestra gran indignación y profundo malestar por la adscripción de nuestros centros al instituto Ramón y Cajal para el próximo proceso de escolarización, que comienza el 26 de enero. Nuestra zona tiene un problema de masificación y precisamos urgentemente un instituto. Pero la Administración no puede solucionar la situación enviando a nuestros niños a estudiar fuera del barrio, a más de 2 kilómetros de distancia. Para nosotros es muy importante que los niños se eduquen en el barrio, en el entorno en el que viven. La Administración debe garantizar el derecho a la educación para todos en igualdad de condiciones", denuncian en su carta.

Las familias de ambos colegios piden que se retire la adscripción de sus centros al instituto Ramón y Cajal (de la zona escolar 5) y que se busquen soluciones urgentes ante el inicio del proceso de preinscripción el próximo lunes. Y a medio plazo reclaman la planificación y construcción de nuevos centros en la zona 2 (Arrabal-La Jota).

"Según los datos de niños escolarizados en los colegios de la Jota, Vadorrey y barrio Jesús, solo en esta zona se pueden quedar sin plaza en el instituto Pilar Lorengar más de 100 niños. Y en otros institutos cercanos, como la Azucarera o el Pedro de Luna, también están saturados. Pedimos que se construya un instituto nuevo en el entorno de la Jota, Arrabal y barrio Jesús. Y, a corto plazo, nos parece adecuado que se instalen diez o doce aulas prefabricadas en un solar del barrio", afirma Juan Antonio Andrés, presidente de la asociación de vecinos de la Jota. Varias asociaciones proponen un solar municipal junto al colegio Marie Curie.

Desde FAPAR insisten en que es necesario planificar la construcción de nuevos institutos en el Rabal, Parque Goya, Valdespartera y Cuarte. "A corto plazo es urgente buscar soluciones para el próximo curso. El Gobierno de Aragón debería tener en cuenta las opiniones de los centros y las familias afectadas", subrayan.

Etiquetas