Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Calatayud: Torre de Santa María y Torre de San Andrés

Para disfrutar de esta particular ruta por la historia y patrimonio de Calatayud, tan solo tenemos que trasladarnos a 86 kilómetros de Zaragoza.

Para disfrutar de esta particular ruta por la historia y patrimonio de Calatayud, tan solo tenemos que trasladarnos a 86 kilómetros de Zaragoza.

Dos torres destacan entre los tejados del municipio, la Torre de Santa María y la Torre de San Andrés. El origen de la primera presenta numerosas hipótesis, aunque numerosos estudiosos creen que la primitiva sinagoga se llevó a cabo en 1249.

El claustro de la Colegiata así como la torre de Santa María sufrieron en los años 60 una profunda reforma. Lo que supuso la eliminación de una serie de añadidos que databan del siglo XVIII, se picaron yesos originales y se cerraron las celosías. En el 2002 se realizó una segunda fase de restauraciones donde, entre otras obras, se dotó a los ventanales del patio con paneles de aluminio.

A escasos metros de la Torre de Santa María se encuentra la Torre de San Andrés, también de estilo mudéjar pero con particularidades que la hacen única.

Si nos situamos al pie de ésta, la primera diferencia resulta más que evidente. Su altura es mucho menor que la Torre de Santa María. Hablamos de 40 metros de diferencia; sin embargo, sí guardan un rasgo en común: ambas fueron construidas en las primeras décadas del siglo XV, y también en un sistema de fases.

En la decoración de la Torre de San Andrés destacan dos elementos: las placas de barro situadas en el segundo cuerpo, que imitan los motivos utilizados en algunas casas del Yemen; y, una serie de óculos, similares a las que podemos encontrar en mezquitas de El Cairo.

Etiquetas