Zaragoza

Vadorrey pide cerrar las "cicatrices" de sus solares

Piden el acondicionamiento de varias zonas en desuso y lamentan la "dejadez" con el barrio.

Solar de la calle Carmelo Betore
Vadorrey pide cerrar las "cicatrices" de sus solares

"Es por una cuestión de estética y de higiene, porque la situación de dejación en el barrio es general". Así se expresan desde la Asociación de Vecinos de Vadorrey sobre la situación en la que se encuentran las zonas verdes y algunos solares, que quedan como "cicatrices" que afectan tanto a "la estética y a la salubridad" del barrio como a la continuidad de la trama urbana.

Desde la asociación de vecinos se ha solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza que aporte soluciones para varios solares sin uso, para su adecuación y una mejor integración con el entorno. Uno de ellos es el solar vallado de la calle Carmelo Betore, destinado a usos sociales. “Se concentra mucha hojarasca, vegetación y papeles que nadie limpia, y con frecuencia en verano se producen pequeños incendios", comenta el secretario de la entidad vecinal, Pablo Polo, por lo que proponen que mientras no se destine al uso social para el que fue designado, se desmonte la valla y se integre en la zona verde contigua: "Habría que limpiarlo y podar las ramas de los árboles que hay en su interior", explica Polo.

La otra propuesta es referente al acondicionamiento de un segundo solar municipal, también en la calle Carmelo Betore, que ahora se utiliza como aparcamiento público. "Habría que detraer tierra para que lo rellenasen y lo asfaltasen, porque ahora se acumula mucha basura y en se encharca. Estos días de frío ha sido una auténtica pista de patinaje", comenta Polo.

Igualmente piden el adecentamiento de los terrenos que se abren junto a la calle Jesús Burriel, un "espacio abandonado sin ningún acondicionamiento, limitado por la presencia de unos tapiales de una empresa abandonada y campos de cultivo", explica el representante vecinal.

Cuestión aparte merece la zona de la plaza del Tiempo, donde está instalado el gran reloj solar, lo que desde la asociación de vecinos consideran una "ofensa para toda la ciudad" en relación a una intervención de la que "ya no nos creemos absolutamente nada. Con todo un proyecto realizado, no se encuentra momento de valorizar y rentabilizar todo lo invertido en esta plaza. Es la última cicatriz de la ciudad en su zona de ribera y hay que cerrarla de una vez", lamenta Polo.

Estas demandas se han trasladado al Ayuntamiento de Zaragoza, donde se "están estudiando y valorando para dar respuesta a los vecinos", explicaron desde el Consistorio.

Etiquetas