Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Centro de Recogida de perros de Calatayud celebra su primer año de funcionamiento

Durante este tiempo se han atendido 64 mascotas. La mayoría habían sido abandonadas.

Un grupo de escolares visita el Centro de Protección Animal de Calatayud
El Centro de Recogida de perros de Calatayud celebra su primer año de funcionamiento

Esta semana se cumple un año desde que se puso en marcha el centro de recogida de perros en la ciudad de Calatayud. Durante este tiempo han sido 64 los animales que se han capturado, de los que 20 habían sido extraviados por sus dueños que los han podido recuperar. El resto, 44 han sido abandonados.

Los canes que permanecen en este espacio entran en una lista para poder ser adoptados, y durante estos doce meses 27 han sido los que han encontrado una familia que los atienda.

Quien pasa a hacerse cargo de ellos tiene que abonar una tasa de 30 euros, en la que se incluye el microchip identificativo, el pasaporte del animal y la vacunación contra la rabia. En la actualidad, en estas instalaciones que están en la parte alta de la ciudad en el entorno del castillo, y que se gestiona por parte de la administración local, hay 17 perros pendientes de adopción.

La cifra de abandonos es "bastante alta". Así se considera por parte del concejal de Medio Ambiente, Arturo Yagüe. "Antes, por los informes que nos daba DPZ, estábamos en una cantidad inferior", dice el edil, quien no descartaba que la existencia del centro pueda haber servido como efecto llamada para dejar tiradas en la ciudad a algunas mascotas. Y no son estos los únicos perros que se quedaron en la calle, porque también la Protectora de animales Armantes, se hace cargo de otros tantos, y de cachorros que hay que alimentar con biberón y que no entran al centro.

El procedimiento a seguir en caso de localizar un animal por la vía pública sin sus propietarios, se inicia con la llamada al cuerpo de guardia de la Policía Local, que avisa a los empleados municipales que están encargados de la localización y del mantenimiento de las instalaciones. Al día siguiente un veterinario revisa a la mascota que queda en vigilancia y a la espera de poder volver a una casa.

En caso de pérdida, sus dueños habrán de abonar 20 euros como tasa por rescate, más una tarifa diaria de 4 euros por gastos de observación y manutención, si hubieran transcurrido más de 48 horas desde la entrada del perro al centro.

A través de la página web municipal, se puede ver a aquellos canes que aguardan una adopción. En este primer año de funcionamiento el mantenimiento de este servicio ha tenido un coste para el ayuntamiento de unos 10.000 euros. "No es muy elevado", comenta Yagüe, "y estamos obligados a prestarlo al ser un municipio mayor de 20.000 habitantes, además de que también el servicio de la DPZ estaba desbordado", añadió.

Con motivo del primer aniversario de estas instalaciones el área de Medio Ambiente las está abriendo a las visitas de escolares de la ciudad. Este miércoles subían 144 alumnos de 1º, 2º, y 3º de infantil y 1º, 2º,3º y 4º de primaria del colegio Augusta Bílbilis, y el próximo miércoles estarán otros 170 alumnos de Educación Especial y de 3º y 4º de Primaria.

Etiquetas