Zaragoza
Suscríbete

Inquietud en el barrio de La Almozara ante la instalación de una nueva gasolinera

Los vecinos opinan que durante la concesión de la licencia, realizada en verano, no se informó correctamente a los afectados.

El solar en el que se instalará la gasolinera
Inquietud en el barrio de La Almozara ante la instalación de una nueva gasolinera

La concesión de la licencia para la instalación de una gasolinera en el barrio zaragozano de La Almozara ha despertado en las últimas semanas un revuelo de opiniones entre los vecinos. La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza concedió a finales de junio los permisos para que pudiera llevarse a cabo las obras de construcción de esta instalación, que se situará en la avenida de Francia, frente al parking en el que se ubica cada domingo el rastro, en un solar al que se llevaba varios años buscando uso después de ser unos de los pocos que quedaban sin edificar en las cercanías del puente del Tercer Milenio.

Para los vecinos del barrio, la concesión de la licencia para la estación de servicio se ha realizado “sin contar con su opinión”, según apunta el presidente de la Asociación de Vecinos La Aljafería, José Antonio García. “Hay vecinos que están en contra y otros a los que no les molesta la instalación, pero desde luego se debería haber consultado de mejor forma con los vecinos, que nos hemos encontrado con todo esto ya montado a la vuelta del verano”, explica el representante vecinal.

Ante esto, la semana pasada un grupo de vecinos impulsó ante el Ayuntamiento un recurso de reposición en el que se esgrimían hasta nueve puntos en los que la concesión de la licencia y la posible ubicación de la gasolinera infringía bajo su punto de vista la normativa vigente, entre ellos, la cercanía de la estación a los bloques de pisos más próximos, o el incumplimiento en el periodo de información pública y su notificación a los vecinos inmediatos al lugar del emplazamiento propuesto, señalando además que el servicio de venta de carburantes generaría una actividad “molesta, nociva y peligrosa por producción de aguas hidrocarburadas, vapores y riesgo de explosión e incendio”. Alegaciones que, según informan fuentes municipales, fueron desestimadas este jueves en la última reunión de la Gerencia de Urbanismo.

“Hay que entender que una gasolinera no es una panadería, y que los vecinos, especialmente los de los bloques colindantes, tengan sus inquietudes”, explica Eva Martínez, de la Asociación de Vecinos Puerta Sancho, también del distrito de La Almozara, quien espera que de llevarse adelante la instalación se haga dentro de unos parámetros que contenten también a los ciudadanos que viven más cerca de ella.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se reitera que la licencia fue concedida después de que el futuro gestor de la gasolinera cumpliera en su proyecto con todos las normativas medioambientales europeas y los planes de urbanismo municipales, y que una vez que se haya completado la construcción la estación no entrará en funcionamiento hasta que pase los exámenes pertinentes consiguiendo así la licencia de apertura.

Por el momento, el solar en el que se ubicará la nueva gasolinera, la única que habrá en el distrito, sigue sin presentar ningún tipo de movimiento ni obras. Esta semana, los vecinos se reunirán en el centro de mayores de La Almozara para analizar la posible instalación de la gasolinera y estudiar su postura ante la apertura.

Etiquetas