Despliega el menú
Zaragoza

​Un juez condena a Agapito a devolver 12,2 millones a Plaza por la venta de un edificio de oficinas

La sentencia considera que el dinero cobrado por Zaragoza Plaza Center sobrepasó el precio fijado "en las condiciones del pliego de la subasta".

El expresidente del Real Zaragoza, Agapito Iglesias
​Un juez condena a Agapito a devolver 12,2 millones a Plaza por la venta de un edificio de oficinas
Asier Alcorta

El Juzgado de Primera Instancia de Zaragoza ha condenado al empresario Agapito Iglesias a devolver 12,2 millones a la sociedad pública Plaza por la venta de un edificio de oficinas en la plataforma, ya que ha estimado parcialmente la demanda por enriquecimiento injusto que interpusieron las sociedades públicas Plaza y Suelo y Vivienda en abril de 2012.

En la sentencia, se considera que el dinero cobrado en su día por Zaragoza Plaza Center, una de las empresas del grupo Codesport perteneciente al empresario, sobrepasó el precio fijado "en las condiciones del pliego de la subasta" que dio origen a esta operación. El fallo es recurrible ante la Audiencia Provincial.

Según la sentencia, la demanda, que ha sido aceptada parcialmente, fue planteada por Plaza y la también sociedad pública Suelo y Vivienda el 12 de abril de 2012 contra la empresa Zaragoza Plaza Center Campus Empresarial, integrante del Grupo Codesport, propiedad de Agapito Iglesias.

La venta de las oficinas se realizó por un sobreprecio de mercado de 16.819.049 euros, a 20 de enero de 2010, con "ausencia absoluta de causa", lo que suponía, según la denuncia, un "exceso de precio" respecto a la opción de compra que se había fijado sobre el coste y no del mercado el 5 de diciembre de 2007.

El titular del juzgado concluye que en este caso ha habido "la concurrencia del requisito de la acción de enriquecimiento injusto", en base al análisis del coste del edificio PC 1 - el destinado a oficinas-, con las cifras fijadas por los dos peritos judiciales, sin tener en cuenta las de los presentados por las partes.

En este sentido, reconoce la notable diferencia entre las cifras dadas por los peritos judiciales y los de la parte demandada, que en el caso del coste del suelo establecen, respectivamente, en 1,2 millones de euros y 4,3 millones de euros.

De esta manera, el juez fija el precio del edificio PC 1 en 11.823,491,45 euros, incluido el IVA, frente a los 20.745.279,58 euros -más IVA- pagados, lo que supone una diferencia de 10.552.614,54 euros "sin que existiera causa que posibilitara tal diferencia" en base al pliego de condiciones de adjudicación de la parcela donde se construyó.

La cantidad a devolver de 12.241.032 euros es consecuencia de los 10.552.614,54 euros que se pagaron de más y el IVA del 16 por ciento, lo que suma la cantidad de 12.241.032,86 euros que debe devolver el empresario.

El juez no acepta en la sentencia la nulidad del contrato como planteaba la demanda de la administración publica y considera "excusable" la controversia planteada entre el precio de mercado y el de coste recogido en la documentación, que atribuye a "un error", ya que el consejo de administración de Plaza actuó bajo la creencia de que era de coste.

La sentencia, contra la que se puede poner un recurso de apelación en el plazo de veinte días, también rechaza la supuesta "deslealtad profesional" atribuida en la demanda por parte del exgerente de Plaza, Ricardo García Becerril, quien está imputado en otros sumarios por presunta malversación millonaria en la gestión y desarrollo de Plaza.

El juicio se celebró los 1 y 2 de septiembre y es la primera vez que el empresario Agapito Igleisas, presidente del Real Zaragoza hasta el pasado mes de julio, es condenado por uno de los procesos judiciales que tiene abiertos dentro del denominado Caso Plaza.

Etiquetas