Despliega el menú
Zaragoza

La 'gemela' de la acera bici del paseo de la Independencia

Ahora solo hay una acera bici pintada, por el que es ilegal transitar desde el pasado martes.

Uno de las decenas de ciclistas que utilizan este carril bici a diario
La 'gemela' de la acera bici del paseo de la Independencia
S.A.C.

El carril bici de las aceras del paseo de la Independencia está empezando a desaparecer, pero no es el único punto de la red que choca con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que prohíbe que estos vehículos circulen por la acera. Otro ejemplo es el carril de la avenida de la Academia General Militar, que solo se distingue del resto de la acera por unas leves marcas blancas y señales en las que se recuerda la preferencia peatonal. 

Algunos vecinos celebran que se elimine, ya que lo consideran un peligro, más aún teniendo en cuenta que en las inmedicaciones se encuentra una ludoteca y un jardín infantil, en el que no hay ninguna separación. "Este carril bici da muchos problemas y a todos nos han dado algún susto", asegura Cristina, mientras juega con sus nietos en el parque. Minutos más tarde, uno de ellos corre tras la pelota y atraviesa el carril sin mirar. Luiyi, un ciclista que pasa cada día por allí, tiene que frenar rápido para no arrollar al pequeño.

No es la primera vez que le ocurre algo similar. "Hace poco me llevé a un perro por delante intentando sortear a un niño. Aquí se te cruzan sin mirar, aunque entiendo que es una acera", explica.  

Aunque sabe que está prohibido transitar con la bici por la acera, sigue haciéndolo porque "en la calzada los coches se te comen". "Hace un rato me ha parado un policía en Independencia. No me ha multado, pero a un amigo sí y tiene que pagar 50 euros".

La mayoría de los que utilizan la acera para ir en su bicicleta saben que ya no se puede. Decenas de vecinos utilizan cada día este carril y muchos se resisten a abandonarlo. "Vengo por aquí de vez en cuando, porque lo veo más cómodo y menos peligroso que ir por la calzada", indica Víctor Manuel. De la misma opinión es Félix Romero, un vecino del barrio que hasta ahora lo usaba frecuentemente. "Me fastidia que lo quiten, porque la mayoría de los coches no te respetan. Lo mejor sería que hubiera más civismo por parte de todos, peatones, ciclistas y vehículos; pero no es algo que ocurra de un día para otro", opina.

Para Luiyi, la solución es que se construya un nuevo carril, no solo pintado, como el que llega hasta el puente de la Z-40. Lo mismo piensan en Movilidad. Fuentes del Ayuntamiento aseguran que "la idea inicial es pintar el carril de manera continua, separándolo así de la acera de forma más definida".

Una solución que los vecinos reclaman. "Me parece bien que haya carriles bici, pero que los pinten y los señalicen bien, para que no haya molestias", apunta Ana Nájera, que acude frecuentemente a la zona para cuidar de su sobrina. "El carril tendría que ir por otra zona", subraya Juan Antonio Millán, vecino de la avenida. "Casi atropellan a mi hija un par de veces, porque hay algunos ciclistas que van a una velocidad tremenda", ejemplifica.

Durante estos días, el Ayuntamiento va a inspeccionar los puntos en los que hay que actuar para cumplir con la normativa, "bien con señalización o bien borrando o incorporando elementos", señalan.

Etiquetas