Zaragoza

Confirman que el paciente guineano ingresado en el Royo Villanova no tiene ébola

Los resultados de las pruebas practicadas para diagnosticar ébola han sido negativos. El lunes se repetirá la analítica, según el protocolo.

Confirman que el paciente guineano ingresado en el Royo Villanova no tiene ébola
Asier Alcorta

El Gobierno de Aragón ha informado de que el hombre de origen guineano ingresado en el Royo Villanova no tiene ébola. Los resultados de la analítica practicada al paciente aislado en Zaragoza son negativos para esta enfermedad. Sin embargo, sí que se han obtenido resultados positivos para las pruebas de paludismo o malaria.

El director general de Planificación y Aseguramiento del Departamento de Sanidad de Aragón, Antonio Villacampa, ha explicado que independientemente de los resultados arrojados hoy en el análisis de las muestras biológicas que se ha llevado a cabo en un laboratorio de Majadahonda (Madrid) habrá que repetir las pruebas el próximo lunes. No se trata de que exista ninguna sospecha o duda al respecto, si no que "el protocolo exige que se repitan tres días después del inicio de los síntomas". 

Desde el viernes a las 22.00, el paciente permanece ingresado en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, uno de los dos centros, junto con el Infantil, designado para tratar este tipo de casos. Es el único paciente ingresado en la cuarta planta del centro. Se trata de un espacio preparado ante un posible caso de esta enfermedad.

De momento, el paciente está consciente, continúa con fiebre, pero deambula libremente por la habitación y mantiene el contacto con su familia a través de un teléfono móvil. "Médicamente lo que hemos podido constatar como sintomatología clínica es que, a parte de la fiebre, se encuentra bien", ha incidido Villacampa.

Según ha podido comprobar Salud Pública, desde que el pasado 17 de agosto regresó de sus vacaciones en Guinea Conakry, su país natal, hasta que comenzó a presentar los síntomas por los que ha sido aislado, solo habría mantenido contacto con su familia, mujer y cuatro hijos, y una doctora del centro de Salud Torre Ramona de Zaragoza ya que, aunque acudió al trabajo, lo hizo en su vehículo particular y en su puesto no mantiene contacto con ningún compañero.

Francisco Sancho, director general de Salud Pública, ha explicado que, hasta el momento, a todas las personas que sí han mantenido contacto con el paciente "se les está aplicando un control de fiebre que, hasta el momento, ha dado negativo en todos los casos". Siguiendo el protocolo, cada doce horas se les toma la temperatura para controlar la fiebre, primer síntoma por el que podrían saltar las alarmas.

Hasta que se obtengan los resultados definitivos de las pruebas, Villacampa ha incidido en que se mantiene el protocolo de ébola.

Etiquetas