Zaragoza
Suscríbete por 1€

"Hay una falta absoluta de control de la línea del 32"

Los vecinos de Santa Isabel se quejan de que la irregularidad de la frecuencia provoca esperas de hasta 45 minutos.

Línea 32
"Hay una falta absoluta de control de la línea del 32"
Heraldo

Santa Isabel, uno de los principales barrios afectados por la reordenación de la red de autobuses urbanos que se ejecutó tras la inauguración completa de la línea del tranvía, pide una solución para mejorar las conexiones con el centro de Zaragoza, después de quedarse únicamente conectados por el autobús de la línea 32 (Santa Isabel-Bombarda).

“Se perdió la línea del 45, pero se pidió que cuidaran la línea del 32, y no se está cuidando, de manera que igual llegan varios autobuses seguidos y luego la gente está esperando hasta 45 minutos”, denuncia el presidente de la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente de Santa Isabel, José Carlos Faro.

Una situación que se está acentuando en verano debido al recorte de autobuses: “La frecuencia ya era un poco irregular, pero ahora es criminal, hay una falta absoluta de control de la línea”, subraya Faro, lo que está provocando numerosas quejas entre los vecinos.

La mejora de las comunicaciones con el centro de la ciudad es una de las principales reivindicaciones del barrio, tanto es así que en octubre del pasado año ya se hicieron movilizaciones pidiendo la restitución de la línea del 45, además de plantear estas quejas en reiteradas ocasiones en la Junta de Distrito.

Los vecinos, en reuniones con los distintos entes del barrio, plantearon como solución para mejorar la frecuencia de la línea del 32 acortarla, de manera que en lugar de que atraviese el tramo San Vicente de Paúl - Paseo de la Mina, que vaya por el Paseo de la Constitución. “La línea es larguísima, y creemos que así mejoraría mucho la frecuencia y la regularidad”, explica Faro.

Por su parte, desde el Área de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Zaragoza explicaron que cuando se reordenó la línea de autobús urbano “se intentó pactar al máximo con todas las entidades para lograr el mayor consenso posible. Se escucharon múltiples propuestas y se intentó dar respuesta a las diferentes peticiones -a veces, contradictorias-, de los distintos distritos”. Si bien reconocieron que “es un hecho que el recorrido de esta línea es muy largo”, y que desde el Consistorio se está haciendo un seguimiento para analizar su situación.

Etiquetas