Zaragoza
Suscríbete

Medio centenar de personas rechaza el traslado de las Unidades de Salud Mental

La medida propone la unificación de los centros de Torrero, Las Fuentes, Casco Viejo, Casablanca y San José en tres.

Concentración en contra de la unificación de las Unidades de Salud Mental del Área II
Medio centenar de personas rechaza el traslado de las Unidades de Salud Mental
Heraldo

Unas cincuenta personas se han concentrado este miércoles por la tarde frente al Hospital Miguel Servet de Zaragoza en protesta por la reorganización de las Unidades de Salud Mental del Área Sanitaria II.

La medida, que pretende unificar las unidades de Torrero, Las Fuentes, Casco Viejo, Casablanca y San José, en los Centros de Salud de Sagasta, Valdespartera y San José, cuenta con el rechazo de algunos familiares que aseguran que supondrá importantes problemas para los pacientes.

Carmen, es uno de ellos y asegura que los enfermos psiquiátricos necesitan una respuesta "rápida y directa" y si tienen que esperar mucho en su centro se irán a urgencias, provocando el colapso de estas. En el caso de Miguel Ángel, con trastorno bipolar, cree que "muchos pacientes pueden trasladarse con ayuda de sus padres, y algunos de ellos son muy mayores. Si además el centro está lejos y menos accesible dejarán de ir".

La concentración ha estado apoyada por miembros de Izquierda Unida. Entre ellos, la portavoz de IU en las Cortes de Aragón, Patricia Luquin, que ha asegurado que "se ha creado un problema donde no lo había, porque ni los pacientes ni los familiares se quejaban de este servicio, ni demandaban un cambio". Asimismo, asegura que la descentralización sanitaria es fundamental para la correcta atención y que "esta medida supondría una desestabilización de los enfermos".

Sin embargo, desde la Consejería de Sanidad afirman que el sistema actual responde a un "modelo anacrónico en extinción" y que un centro de estas características necesita al menos cuatro psiquiatras para garantizar la correcta calidad asistencial, cosa que sucederá a partir de ahora".

Desde la Plataforma de Salud Mental de Aragón llevan desde octubre movilizándose para que esto no ocurra. "Significaría un retroceso de graves consecuencias para las personas con problemas de salud mental que tengan que realizar tan largos desplazamientos.  Estos pacientes son los que más cercanía y acompañamiento necesitan", aseguran.

La ubicación de dos unidades en el Centro de Salud del Pablo Remacha en San José, también ha traído polémica ya que, según defienden desde la Plataforma de Salud Mental de Aragón, no hay suficiente espacio para albergar al personal de Salud Mental.

Etiquetas