Despliega el menú
Zaragoza

Un "museo mundial" para el Eccehomo

Los vecinos de Borja quieren crear un museo que conmemore la obra.

El eccehomo de Borja
El eccehomo de Borja_2
ARáNZAZU NAVARRO

El "Primer Museo Mundial de Artes Plásticas" dedicado al Eccehomo. Esto es lo que quieren crear los vecinos de Borja (Zaragoza), una institución "monográfica" dedicada a una obra que adquirió gran eco internacional tras los retoques que le dio una pintora local, Cecilia Giménez.

Casi han pasado dos años desde que Cecilia restaurara una pintura mural, de principios del siglo XX, del artista aragonés Elías García Martínez. Esta obra estaba en el Santuario de la Misericordia de Borja, como cualquier otra, pero desde las pinceladas que le dio esta octogenaria su fama dio la vuelta al mundo.

Desde entonces, agosto de 2012, han sido miles y miles de personas las que han desfilado por el santuario de La Misericordia de Borja para visitar a su Eccehomo, sin ir más lejos esta Semana Santa.

En este contexto, la Asociación de Vecinos del Santuario de la Misericordia de Borja no quiere dejar pasar la oportunidad y ha sentado las bases de lo que será el "Primer Museo Mundial" dedicado al Eccehomo, según explica Francisco Tabuenca, presidente de la Asociación de Vecinos del Santuario de Borja.

Para este museo, ya cuentan con 26 pinturas inéditas sobre este Eccehomo, bien meras reproducciones de la obra o interpretaciones más creativas de la misma.

Estas obras proceden de autores de distintos puntos del mundo, desde México a Italia, y principalmente de España. Se consiguieron a través de un concurso internacional de pintura que convocó esta organización en 2013, con el nombre de "Cecilia Giménez".

Ahora, un año después, esta misma asociación acaba de convocar un concurso internacional, en este caso no solo de pintura, sino ampliado a todas las artes plásticas y cuyas obras servirán también para dotar de contenido a este museo de carácter "mundial".

El requisito para quienes se presenten a este concurso, cuyo plazo concluye el 30 de junio, es que sus obras traten sobre el Eccehomo, no midan más de un metro y medio y no pesen más de 150 kilos.

El objetivo es crear un espacio "único", que sea gestionado por una "fundación sin ánimo de lucro" y cuya "recaudación se dedique al estudio y atención de personas con minusvalías severas", dicen las bases del concurso, que se han editado hasta en chino.

Y es que, no en vano, China es uno de los países donde más ha llamado la atención el Eccehomo a juzgar no solo por las visitas al santuario de Borja, sino por las entradas que registra la web de la asociación vecinal.

Esta organización está en contacto con el Ayuntamiento de Borja para que les faciliten un local y crear físicamente el museo. No obstante, con los tiempos que corren, la cosa "va lenta", reconoce el presidente.

Sobre la idoneidad de un museo de estas características, una prudente Cecilia Giménez se ha pronunciado: "He oído algo de ello y si lo hacen lo apoyaré".

"Yo tengo que conformarme con lo que hay. A mí sí me gustaría que me dejaran acabar la obra", dice, en alusión a la restauración del Eccehomo, según ella, inconclusa.

"No me dejaron terminarla. Lo manché y lo dejé ahí para que se secara. Fui de viaje y cuando regresé ya se formó todo este revuelo".

La mujer "había arreglado el Eccehomo más de veinte veces, durante veinte años, pero esta vez estaba muy estropeado", recuerda. Al principio lo pasó "muy muy muy mal", pero "hoy en día" asegura que no puede "estar disgustada", porque "ha sido un bien para Borja".

Para ver la obra hay que pagar un euro, del que el 49 por ciento va para Cecilia, que a su vez lo destina a fines benéficos. "Yo del Eccehomo no saco nada ¿eh?", insiste.

Lo que sí es cierto es que desde entonces a Cecilia le quitan las obras de las manos. Para hacerse una idea, hace tiempo montó una exposición en el Santuario de Borja, de 24 obras, que se vendieron todas. Ahora prepara otra muestra en Zaragoza, para la que tiene pintados "trece o catorce" cuadros, aunque, según dice, tiene 83 años, y "¡claro!." se cansa de pintar. Además ya no tiene "el pulso de antes".

La atención que acapara Cecilia Giménez no ha bajado un ápice. Próximamente tiene previsto participar en un vídeo musical, aunque todo eso se tiene que hablar con su abogado, porque ella es "muy mayor" y no entiende de estas cosas.

Etiquetas