Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza acatará la sentencia del TS que prohíbe las bicicletas por la acera

Sin embargo, crea varias comisiones para ver cómo minimizar las afecciones hasta que se apruebe la nueva Ley de Tráfico.

Un ciclista circula por la acera en Zaragoza
El Ayuntamiento acatará el fallo que prohíbe las bicis por la acera

El Ayuntamiento de Zaragoza acatará la sentencia del Tribunal Supremo que confirma otra del TSJA por la que invalida varios puntos de la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas (aprobada por el Consistorio el 29 de junio de 2009). En la misma, el órgano judicial prohíbe, entre otros aspectos de movilidad, la circulación de las bicicletas por las aceras de la ciudad.

La consejera de Servicios Públicos de la capital aragonesa, Carmen Dueso, ha explicado este lunes que el Ayuntamiento ha puesto en marcha varias comisiones -una jurídica, otra técnica y una última política- para "analizar las posibles soluciones y minimizar los costes y las afecciones" para los ciudadanos.

Para ello, cuentan con un plazo estimado de un mes y medio, el que tarde el TSJA en 'rebotar' la sentencia del Supremo. Una vez que entre en vigor, Dueso ha reconocido que "tendremos que aplicar la sentencia y cumplirla", o lo que es lo mismo, quedará prohibido circular en bicicleta por las aceras, incluidos los carriles-bicis sugeridos como el pintado en el paseo de la Independencia.

Mientras tanto, los responsables del Ayuntamiento se agarran a la futura Ley de Tráfico, que entrará en vigor este próximo 9 de mayo, al considerar que su reglamento sí permitirá este y otros puntos invalidados por las sentencias judiciales. De hecho, la base de la argumentación de ambos fallos judiciales señala que "las entidades locales pueden adoptar, en principio, las normas que estimen oportunas siempre que no conculquen otras normas de rango superior".

Según Dueso, la sentencia "se basa en una Ley de Tráfico anterior" mientras que la nueva "tiene un reglamento por desarrollar" donde tendría cabida la ordenanza municipal. De hecho, la consejera considera que el Ayuntamiento no ha cometido un error con su publicación, ya que "se han seguido los criterios de las principales ciudades europeas" y que "es incluso más restrictiva" que el borrador del futuro reglamento de la nueva Ley de Tráfico.

Periodo de transición

Sin embargo, el desarrollo del nuevo reglamento puede dilatarse varios meses -los expertos calculan que no entraría en vigor antes del mes de septiembre-, por lo que la capital aragonesa se encontraría con un periodo de tiempo de transición, en el que su ordenanza de circulación violaría varios puntos de movilidad.

Qué hacer durante esos meses es lo que decidirán las diferentes comisiones creadas para tal y efecto y que "ya han empezado a trabajar", como explican desde el área de Movilidad. Se deberá decidir, por ejemplo, si hay que borrar los carriles-bici pintados sobre la acera, o si deben reubicarse las estaciones del servicio bizi. Dos escenarios poco probables por su coste económico y porque en unos meses podrían volver a ser legales.

Etiquetas