Zaragoza

Escaparates sin animales

La nueva ordenanza de animales prohíbe que sean visibles desde el exterior de los comercios para evitarles molestias y su compra compulsiva.

Un par de conejos enjaulados en un escaparate.
Prohibidos los animales en los escaparates de las tiendas

Las tiendas de mascotas no podrán dejar ver a sus animales en los escaparates tras la puesta en marcha de la nueva normativa de animales del Ayuntamiento de Zaragoza, que regula, entre otras, las condiciones de los locales comerciales.

Los dueños de estos establecimientos están divididos en cuanto a la idoneidad de la medida. Algunos rechazan el cambio, ya que no creen que evite la compra compulsiva de animales. Es el caso de Manuel Cabrera, quien regenta desde hace 36 años su establecimiento de mascotas, 'Patas y aletas', para el que es una medida "ilógica".

"No se evita la compra compulsiva porque no se puedan ver", asegura Cabrera, para quien lo realmente importante es que se informe bien al consumidor sobre los cuidados que deben tener los animales y las tiendas se nieguen a vender si saben que no se van a cumplir. "Por ejemplo, ahora no le he vendido a una señora unos peces porque no tenía el acuario en condiciones", asegura.

En la tienda de Manuel Cabrera tiene un par de conejos y pájaros enjaulados en el escaparate que deberá retirar en el plazo de un año según la nueva normativa. En la tienda de animales 'Malawi' tampoco se han adaptado todavía, aunque "lo haremos", asegura Sofía Lorén, la encargada. Eso sí, será por obligación, ya que no cree que se evite la compra compulsiva solo porque se esconda a los animales.

Sin embargo no todos comparten esta opinión. Javier Abad ha retirado ya la jaula que tenía cerca del escaparate de su establecimiento, 'Mundo Animal Liso'. "Lo hicimos en cuanto vi la normativa", explica. Para él es una medida positiva, aunque también apunta a la "implícita" responsabilidad de los comerciantes. "Si es un capricho, no tengas un animal", apunta.

Para Carla Ezquerra, empleada de 'Okapi', es "una cuestión de lógica". "Hay muchísimas tiendas en las que nunca han estado en el escaparate", como es el caso de la que trabaja. "Sufren estrés, tienen más frío?", enumera.

También están de acuerdo con la normativa los ecologistas. Desde Ecologistas en acción, Paco Iturbe asegura que era una reclamación antigua que se retirasen a los animales de los escaparates. "Tener a los cachorros jugando era una 'publicidad engañosa', porque luego crecen". Es ese el momento en el que algunos deciden deshacerse de una mascota que se ha convertido en un estorbo y se produce la suelta que no solo perjudica al animal, sino también a la flora y fauna del lugar en el que se realiza.

Iturbe coincide con los dueños de tiendas de mascotas en que la información es la base para evitar problemas posteriores. Una información que "no es demasiado buena, aunque se ha mejorado".

Una vida de perros

Según los dueños de las tiendas, los animales viven bien, mejor que en una granja en el caso de algunos como los conejos, y no sufren molestias. Incluso en el caso de los escaparates, "de cada cien personas, una le puede dar unos golpecitos en el cristal, pero los animales están acostumbrados", asegura Cabrera.  Abad abunda en la buena vida de sus animales. "Se les saca a pasear dos veces al día y pueden moverse y jugar", explica.

"Los animales están en manos del veterinario y tienen sus momentos de ocio", corrobora Sofía Lorén, quien asegura que los perros cuando están fuera de sus habitáculos corren para meterse porque "están muy a gusto".

Sacarlos de la vista no es la solución para Cabrera. Él opina que la verdadera mejora para la vida de los animales se realizaría si solo se pudieran llevar a las tiendas bajo demanda del cliente, como ya hacen en su local con los perros, ya que necesitan muchos cuidados y tampoco le sale rentable.

Pocas ventas esta Navidad

Los cambios que se tendrán que realizar en las tiendas ahondan el problema de la falta de ventas de este tipo de comercios, según el dueño de 'Patas y Aletas'. "Lo que tendrían que hacer es ayudarnos a que no cerremos", reclama Cabrera, quien asegura que las ventas de animales esta Navidad han sido muy escasas y "han tenido que cerrar muchas tiendas".

Etiquetas