Despliega el menú
Zaragoza

Trasporte urbano

Solicitan cambiar los requisitos para los descuentos del autobús

La institución pide al Ayuntamiento que modifique algunas de sus exigencias para obtener abonos bonificados, como que las familias numerosas tengan que estar empadronadas en Zaragoza o que los desempleados hayan tenido que cobrar -y agotar- el paro.

Imagen de archivo del autobús número 40, en la plaza de España
El Justicia también reclama la línea 40

Ni formar parte de una familia numerosa es requisito suficiente para obtener un descuento en los abonos para el autobús urbano para familias numerosas ni estar en el paro basta para para beneficiarse del Bono Social para desempleados que ofrece el Ayuntamiento de Zaragoza para que puedan usar el bus por solo un euro al mes. Así lo asegura el Justicia de Aragón en dos cartas que ha remitido al Consistorio de la capital aragonesa, en las que reclama que se modifiquen algunos de los requisitos que ahora mismo se exigen para la obtención de estos beneficios.

El Justicia, Fernando García Vicente, hace referencia a dos casos que han llegado a esta institución, aunque esta reclamación podría extenderse a otras situaciones similares. En primer lugar, sugiere que se "proceda a la eliminación de la exigencia del empadronamiento en la ciudad de Zaragoza como requisito previo para la obtención de los abonos de transporte público bonificados para familias numerosas". Aunque el representante de esta institución solo hace referencia a este caso, del que ha recibido quejas por parte de usuarios, el requisito es necesario para el resto de descuentos en las tarifas del autobús urbano, como el de rentas bajas, desempleados o incluso el abono gratuito para los jubilados, según confirman desde AUZ, la empresa concesionaria.

No es la primera vez que esta exigencia causa cierta polémica, ya que el Ayuntamiento también exige el empadronamiento en Zaragoza para obtener, por ejemplo, la tarjeta ciudadana, lo que dejaría fuera a ciudadanos de localidades cercanas que hacen gran parte de su vida en la capital aragonesa o a estudiantes que durante el curso residen en la ciudad. "Su exigencia -el empadronamiento- produciría la restricción de unos beneficios reconocidos por Ley a sus titulares, que, sin necesidad de estar empadronados en Zaragoza, pueden desarrollar en esta ciudad actividades de manera habitual y a los que les resulta de especial utilidad el uso del transporte público", indica el Justicia.

Y es que, a diferencia de otros casos, los beneficios a las familias numerosas sí están reconocidos por la Ley 40/2003, de Protección de las Familias Numerosas, en la que se especifica que las administraciones públicas establecerán exenciones y bonificaciones para sus miembros en determinados servicios, como en los transportes públicos, ya sean urbanos o interurbanos. "La Ley no prevé que para la obtención de este tipo de beneficios deba acreditarse empadronamiento alguno por los interesados", recalca el Justicia.

Desde el Ayuntamiento, y según el propio García Vicente, el argumento es que "de acuerdo con el protocolo de actuación para la concesión de bonificaciones de bonobús en todas sus modalidades y, por tanto, en la de familias numerosas, es requisito imprescindible estar empadronadas en el términos municipal de Zaragoza".

Desempleados sin paro y sin descuento

La segunda de las sugerencias del Justicia hace referencia a la queja de un parado que pidió el Bono Social para desempleados -permite ciertas personas sin trabajo usar el autobús por solo un euro al mes- y cuya solicitud fue denegada porque no ha cobrado ninguna prestación ni subsidio. "El ciudadano cree que es injusto, ya que no tiene ningún ingreso y está a la espera de cobrar el IAI, y además afirma que no tuvo desempleo ya que trabajó como empleado del hogar y en talleres de empleo de formación, por lo que le dijeron que no tenía derecho a paro", indica el escrito de Fernando Gracia, en el que solicita al Consistorio que "conceda dicha bonificación a personas que no cobran ningún tipo de ayuda o subsidio". 

El Justicia, que sí considera "destacable la sensibilidad del Ayuntamiento a la hora de minimizar el impacto de la crisis económica en los ciudadanos", solicita que se estudie la posibilidad de "modificar, ampliar o revisar" la redacción del requisito personal de "haber agotado la prestación por desempleo y, en su caso, el subsidio a que pudieran haber tenido derecho".

Y es que, aunque el primer requisito es ser parado de larga duración, también se exige estar inscrito en el Inaem, estar empadronado en Zaragoza, no recibir rentas superiores al salario mínimo y haber agotado las ayudas por desempleo, lo que dejaría fuera a todos aquellos que no han tenido derecho a las mismas. Según la reclamación, debería "hacerse extensible también a aquellos ciudadanos que, por hallarse en regímenes especiales de cotización, habiendo trabajado y cotizado, no tienen derecho a paro".

"El fin de la bonificación es beneficiar a un colectivo como es el de los desempleados", por lo que "carece de justificación la exclusión precisamente de aquellos que se encuentran en tal situación, que previamente han estado trabajando y cotizando en su régimen de seguridad social y que, por causas ajenas a ellos, no se les reconoce derecho a paro. Máxime considerando que el aspecto subjetivo central a considerar es la situación de desempleo del afectado, y no tanto si tenía derecho a paro o no, ya que, en definitiva, el bono se reconoce cuando las prestaciones por paro ya se han consumido", argumenta el Justicia.

Etiquetas