Despliega el menú
Zaragoza

Movilidad

Comienzan los primeros parkings privados para bicis

La Ciclería ofrece 18 plazas en su sede de la calle Gavín y un particular, José Antonio Sánchez, ha habilitado un local con 40 plazas en Torrero.

José Antonio Sánchez, en su aparcabicis en la calle Alicante
Comienzan los primeros parkings privados para bicis en Zaragoza

Cada vez más gente se desplaza en bicicleta en Zaragoza. ¿Dónde guarda la gente sus bicis? Cada uno, donde puede: en garajes, trasteros, en la terraza, en la calle y desde hace un par de meses en la ciudad han abierto dos parkings privados para bicicletas: uno en la Magdalena (gestionado por La Ciclería Social Club) y otro en en Torrero (Solbici, una idea de un emprendedor, José Antonio Sánchez).

El funcionamiento es similar en ambos casos, y siguiendo el modelo de otros aparcabicis que ya funcionan en otras ciudades, como Barcelona, Pamplona o Madrid. Los usuarios se registran, pagan una cuota mensual y reciben una tarjeta magnética que les permite el acceso al parking. Pueden coger y dejar sus bicicletas las 24 horas del día, todos los días del año. Los locales están cerrados y ofrecen seguridad a los propietarios de las bicis.

El aparcabicis de La Ciclería está integrado en el espacio de La Ciclería (en la calle de Gavín), pero con entrada y salida independiente. Lo abrieron al público en verano a modo de prueba y desde septiembre, cobrando. La tarjeta cuesta 12,50 euros al mes y para los socios de La Ciclería, 10. Han comenzado con 18 plazas y quieren ampliarlo a 35.

"El aparcabicis complementa los demás servicios de La Ciclería, como el taller, el lavadero, la biblioteca o el salón de actos. Nosotros más que como un negocio lo vemos como un servicio para los vecinos del barrio. Hay mucha gente que no tiene trastero o espacio suficiente en casa para guardar la bici", explica Arturo Sancho, responsable de La Ciclería.

La idea de un empredendor en Torrero

José Antonio Sánchez, zaragozano de 58 años, lleva toda su vida dedicado a la instalación de aire acondicionado. Tiene la oficina de su empresa en la calle de Alicante, 42, en Torrero. "El trabajo está regular y pensé en diversificar el negocio. Entonces se me ocurrió montar un aparcabicis. En el barrio no hay servicio de Bizi pero sí muchos ciclistas. Muchas casas no tienen ascensor ni garaje o trastero, y los ciclistas no tienen un espacio adecuado para guardar sus bicis", cuenta.

Dicho y hecho, José Antonio dividió el local en dos: en una parte mantiene su oficina de aire acondicionado, Solclima, y en la otra, el parking de bicis, Solbici, que abrió en octubre. Ofrece 40 plazas y ya tiene una docena de clientes. "A la gente le doy garantía de seguridad", apunta. El local tiene cámaras de videovigilancia y la cuota mensual (20 euros) incluye un seguro antirrobo.

En los últimos días ha acudido más gente interesada a preguntar por el aparcabicis. "Vivo en Parque Goya pero vengo a diario a Torrero, porque aquí vive mi madre y traigo a mi hijo a la guardería. Muchos días vengo en bici y busco un sitio seguro para guardarla", comentaba este jueves Elisa, que acudió a conocer el parking.

Más de 6.000 plazas en la calle y un Biceberg en la Universidad

Además, en el entorno de la Universidad, en la esquina de las calles de Menéndez Pelayo y Pedro Cerbuna, está en servicio un aparcamiento subterráneo con capacidad para 64 bicicletas (Biceberg). La tarjeta es gratuita y hay que solicitarla en el Ayuntamiento.

Y el Ayuntamiento ha instalado en los últimos años más de 6.000 plazas de aparcamiento para bicis en la calle. Se trata de aparcamientos en forma de 'U' anclados al suelo, a los que se puede encadenar las bicicletas.

Etiquetas