Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Pleno rechaza el "desmantelamiento" del Pablo Remacha, que ve como privatización

El Ayuntamiento de Zaragoza insta al departamento de Sanidad a mantener e incrementar, si es preciso, los servicios que presta dicho centro.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado, con el único voto en contra del PP, una moción de CHA que ha derivado en un debate de rechazo a la forma con que se trasladaron, de noche, los ecógrafos del centro de especialidades Pablo Remacha, y que atribuyen a un proceso de privatización.

De acuerdo con esta moción, el Ayuntamiento de Zaragoza insta al departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón a mantener e incrementar, si es preciso, los servicios que presta dicho centro, y expresa su rechazo al procedimiento llevado cabo "obviando la participación ciudadana a través de los consejos de salud".

El texto considera que el desmantelamiento de su servicio de Radiología "irá en detrimento de una cobertura sanitaria de calidad, pública, gratuita y universal".

Con esta iniciativa, previa a otra similar que figura en el orden del día del pleno, presentada por IU, el pleno se hace eco de las críticas políticas y ciudadanas por la forma en que el Salud procedió al traslado de dos ecógrafos y un mamógrafo durante la madrugada del pasado día 18, para lo que tuvieron que forzar las puertas del establecimiento sanitario, y horas después de una multitudinaria manifestación de rechazo al desmantelamiento del servicio de Radiología.

Una acción que el concejal de CHA Carmelo Asensio ha calificado de "violenta, con nocturnidad y alevosía" e "impropia de un Gobierno que se considera democrático" por eso ha criticado la actitud "indigna y prepotente" del Ejecutivo aragonés, que "va a imposibilitar a las mujeres hacerse de forma rápida y en su barrio estas mamografías".

Según Asensio "no se trata de eficiencia sino de ahorrar en los servicios más necesarios" y además "con argumentos falsos" cuando, de acuerdo con los argumentos de organizaciones de salud, "no está demostrado que con menos recursos y centralizando los servicios en los hospitales se sea más eficiente".

El edil de CHA ha advertido de que desde el PP "están traspasando líneas muy peligrosas" porque lo que ha sucedido en el barrio de San José "tiene una gravedad mayúscula e indefendible desde cualquier punto de vista" que además "impone el miedo antes que el diálogo".

Para el consejero municipal de Acción Social, Roberto Fernández, la forma "oscura y un tanto confusa" con que se ha llevado a cabo la actuación se ha basado en "razones económicas" y está orientada a la privatización.

Ha denunciado asimismo que con estos hechos el Gobierno de Aragón "se carga de un plumazo unos servicios médicos que tienen como base la detección del cáncer de mama" y que además "proporcionaba un servicio útil al ciudadano".

Para Pedro Navarro, del PP, lo que buscan estos grupos en el Ayuntamiento es "hacerse la foto" y "subirse a la ola" al negarse a debatir las dos iniciativas de forma conjunta, a lo que Asensio le ha respondido que "lo que es triste y miserable es la utilización partidista de la doctrina Parot".

Navarro ha recordado que fue el PSOE el que en marzo de 2011 trasladó los mamógrafos del Grande Covián y del Royo Villanova al Hospital Nuestra Señora de Gracia así como que en 2009 "privatizó cuatro veces más que este año".

El concejal de IU Pablo Muñoz también se ha mostrado a favor de reprobar a Oliván, quien, a su juicio, se ha convertido más en consejero "de una república bananera que de un Gobierno de Aragón", y considera que "lo que debería hacer es marcharse y pedir perdón".

Para Muñoz, lo que hay detrás de este hecho es "un burdo intento incrementar las listas de espera del servicio para derivarlo a la privada" y expele "un tufillo conservador y misógino".

Etiquetas