Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Continúa la inspección del Pilar tras la explosión

Esta semana los bomberos realizaban estudios en los arcos y cúpulas con la ayuda de una auto-escalera en el interior del templo. El órgano será restaurado.

Labores de inspección en el Pilar
Continúa la inspección de la basílica del Pilar tras la explosión
BOMBEROS ZGZ

Una vez pasadas las Fiestas del Pilar, y tras recibir a miles de visitantes y fieles, el Cabildo Metropolitano de Zaragoza continúa con las labores de inspección de la basílica tras la explosión de un bomba el pasado día 2 de octubre.

El artefacto de fabricación casera colocado por un grupo anarquista en el templo zaragozano tenía potencia suficiente para causar graves consecuencias. Sin embargo, la ausencia de personas en las proximidades de la 'zona cero' de la explosión, y las amplias dimensiones de la basílica evitaron un mal mayor.

Pero los responsables de Patrimonio del Cabildo están analizando estos días todas las posibles afecciones. Para ello, los bomberos de Zaragoza han puesto a disposición sus herramientas y conocimientos, y esta misma semana han revisado el estado de los arcos y las cúpulas más cercanas al lugar de los hechos.

Con tal fin, los bomberos utilizaron este lunes por la noche un vehículo con una auto-escalera que les permitió llegar a las zonas más altas de la basílica, dejando una imagen poco usual del interior del templo.

Descartados daños mayores -los bancos destrozados apenas tenían valor económico ni histórico-, se ha procedido a la

un obra de arte por sí misma. Los técnicos de la empresa que lo construyó, Klais, han inspeccionado el instrumento y se ha decidido desmontar y limpiar todos los tubos uno a uno para eliminar el polvo y la suciedad acumulados como consecuencia de la explosión.

De igual forma, el humo provocado por la deflagración podría haber afectado a las numerosas pinturas que ofrece a fieles y visitantes la basílica del Pilar. Los responsables de Patrimonio creen que las dimensiones del lugar de la explosión permitieron que la onda expansiva se distribuyera por todo el espacio, limitando un posible daño a este tipo de obras de arte.

Ahora, la intención del Cabildo pasa por establecer contacto con las diferentes instituciones aragonesas para iniciar un plan de revisión de los cuadros y pinturas del templo -que incluye obras de Goya-, con el fin de conocer el estado exacto de conservación tras el suceso.

Etiquetas