Zaragoza
Suscríbete por 1€

Urbanismo

La expansión de la ciudad en Miralbueno se reactiva con un plan para levantar 1.500 pisos

Los propietarios ya han sacado a concurso las obras de urbanización, que se espera que empiecen en unos meses

Terrenos donde se han proyectado las viviendas. A la derecha, la ronda de Ibón de Plan, y al otro lado de este vial, el barrio Oliver
La expansión de la ciudad en Miralbueno se reactiva con un plan para levantar 1.500 pisos
ARANZAZU NAVARRO

 Zaragoza. Pese al gran parón inmobiliario general, en Zaragoza siguen saliendo adelante, a cuentagotas y no sin esfuerzo, algunos proyectos urbanísticos. El que está más cerca de convertirse en realidad se está fraguando al sur de Miralbueno y al oeste del barrio Oliver, en una gran superficie ubicada entre la ronda Ibón de Plan y el Cuarto Cinturón. De momento, la junta de compensación de uno de los sectores ya ha sacado a concurso las obras para urbanizar suelo con capacidad para 1.438 viviendas, mientras la tramitación urbanística apura sus últimos trámites. El Ayuntamiento estima que los trabajos podrían comenzar este mismo año, aunque los propietarios de los terrenos aún no quieren fijar una fecha concreta.

El área de expansión, una de las principales bolsas de suelo de la ciudad, está preparada para levantar 7.331 pisos, pero de manera inminente solo una parte, el sector 3, parece que sale adelante. De los 1.438 pisos que se prevén levantar, 758 son de protección oficial y 680 libres. El plan parcial está aprobado definitivamente desde octubre del año 2010, y desde entonces el sector ha ido superando diferentes trámites. En julio de 2011 se aprobó el programa de compensación, en septiembre de ese mismo año se constituyó la junta de propietarios y el pasado mes de mayo se aprobó definitivamente el proyecto de urbanización. Los propietarios, liderados por la gestora Hispano-Pirenaica de Gestión, tienen la financiación garantizada a través de Bantierra.

El único trámite que falta por superar es la reparcelación del sector, que se ha retrasado debido a la oposición de entrar en la junta de unos pequeños propietarios. Se va a recurrir al trámite de expropiación forzosa, y desde la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento se confía en que en pocos meses estén listas todas las licencias y permisos para, en el momento en el que lo decidan los propietarios, puedan comenzar las obras.

Trabajos por valor de 7 millones

Los trabajos de urbanización salieron a concurso el pasado mes de junio con un precio de licitación máximo de 7.063.801,83 euros, IVA excluido. Mediante un procedimiento restringido, las empresas invitadas para ejecutar las obras tenían de plazo hasta el pasado 1 de julio para presentar sus ofertas. Según apuntaron desde la junta de compensación, los trabajos aún no se han adjudicado –tienen dos meses para hacerlo–. El plazo estimado de la duración de la urbanización de los terrenos es de 18 meses.

Asimismo, el pasado mes de febrero también sacaron a concurso la ejecución de las obras de las redes de media tensión para el sector, con un presupuesto máximo de 2.065.828,20 euros, con un plazo de ejecución previsto de unos seis meses.

De manera paralela, desde hace tiempo Hispano-Pirenaica de Gestión promueve las primeras viviendas. En su página web anuncia tres promociones, dos de 102 viviendas y una más de 50. En todos los casos presenta varias memorias con las calidades, los planos e infografías detalladas de las futuras viviendas.

El resto del área, más despacio

Este sector 3 del área de expansión prevista para Miralbueno es el que está en un estado más avanzado de tramitación, y el único que tiene visos de salir adelante a corto plazo. El sector 1, con 1.512 viviendas de capacidad, también tiene el plan parcial aprobado de manera definitiva, pero tampoco ha cerrado la reparcelación de los terrenos. Su propietario mayoritario es Altamira, la inmobiliaria del Banco Santander, que de momento no ha hecho movimientos que permitan hablar de un desbloqueo inmediato de la situación.

El sector más grande del área es el 2, que es precisamente el que se encuentra más paralizado. Con capacidad para 4.381 viviendas (al igual que los otros dos, la mitad de ellas serán de protección oficial), no tiene aprobado ni siquiera el plan parcial, por lo que tardará años en salir adelante. Además, la propiedad es bastante parecida a la del sector 1, por lo que es de suponer que esta macro-parcela no se impulsará hasta que se decida a sacar adelante la más pequeña.

Etiquetas