Zaragoza
Suscríbete por 1€

Investigación contra el cáncer

Un guardia civil marcha 280 kilómetros para recaudar fondos contra el cáncer

El sargento Francisco José Garlito ha recorrido desde el 16 de julio la distancia que separa el Monasterio de Montserrat (Barcelona) y la basílica del Pilar.

El sargento Garlito, en el centro con su hijo en hombros, a su llegada a Zaragoza
Un guardia civil marcha durante 280 kilómetros para recaudar fondos contra el cáncer
ARANZAZU NAVARRO

Un agente de la Guardia Civil destinado en Barcelona ha realizado una marcha solidaria a pie durante la que ha recorrido casi 300 kilómetros para recaudar fondos que ayuden en la investigación del cáncer infantil.

El sargento Francisco José Garlito, destinado en el Grupo de Reserva y Seguridad número 4, ha recorrido desde el pasado día 16 de julio un total de 280 kilómetros sin pernoctar desde el Monasterio de Montserrat (Barcelona) hasta la basílica del Pilar en Zaragoza, un itinerario repartido en nueve etapas que pertenece a parte del camino de Santiago de la ruta catalana.

La iniciativa surgió de un compañero suyo. "Sin embargo, cuando estábamos por Lérida, él se puso enfermo y tuve que continuar solo", ha explicado Francisco José Garlito. 

A su llegada a Zaragoza ha calificado el recorrido como "muy duro", sin embargo, ha asegurado que merece la pena porque la única intención es llamar la atención para que la gente se de cuenta de que hay que seguir investigando en el cáncer infantil. Y es que el objetivo es recaudar donaciones para tres asociaciones oncológicas infantiles -NEN, Adrián González Lanza y la Fundación Enriqueta Villavecchia-  a través de ingresos directos a cuentas bancarias o mediante las 'huchas solidarias' que se encontraban ubicadas en diversos lugares por donde ha transcurrido la marcha se destinarán a asociaciones que investigan el cáncer infantil.

El sargento Garlito, casado desde 2007 y con dos hijos, es padre de un niño de 4 años al que en noviembre de 2012 detectaron un cárcer de desarrollo infantil, llamado neuroblastoma, en la glándula suprarrenal derecha con metástasis. 

"Después de haber pasado siete ciclos de quimioterapia, dos intervenciones quirúrgicas y la radioterapia ahora le han tenido que volver a dar quimioterapia porque aún le habían quedado dos focos entre la pelvis y el fémur", ha explicado el sargento.

Las asociaciones que han colaborado con esta iniciativa trabajan para incrementar la investigación del cáncer infantil así como para mejorar la calidad de vida de los niños que padecen este tipo de enfermedad. "Nos ayudan a las familias con voluntarios para cuidar a los niños y también con recursos económicos", ha asegurado el sargento Garlito. 

Este agente de la Guardia Civil ya ha colaborado con anterioridad con la citada Obra Social, recaudando dinero para apoyar la investigación del cáncer infantil en el laboratorio de la Fundación. 

Etiquetas