Zaragoza

Educación

Más de 1.000 niños con beca de comedor proceden de familias sin ingresos

Un tercio de las solicitudes concedidas no tienen ningún ingreso familiar. FAPAR advierte de una situación de "alarma social" y reitera que muchos otros necesitados se quedan fuera de las ayudas.

Unos 1.000 niños con beca de comedor proceden de familias sin ingresos
OLIVER DUCH

Más de 1.000 niños a los que el Gobierno de Aragón ha concedido beca de comedor para el próximo curso proceden de familias cuya renta familiar es de 0 euros o de apenas unos céntimos al año, según consta en la resolución provisional de ayudas de comedor publicada este lunes en la web del Departamento de Educación.

La DGA ha concedido para el próximo curso 4.324 becas de comedor y 11.105 para libros y material escolar. Además, cerca de 9.000 solicitudes están pendientes de que aporten la documentación necesaria, según presentó el pasado viernes el director general de Política Educativa de la DGA, Manuel Magdaleno.

La DGA ha endurecido este año los requisitos económicos para poder optar a estas becas. Tanto las 15.429 ayudas de comedor y libros aprobadas provisionalmente como las 9.000 pendientes cumplen las condiciones económicas fijadas por el Gobierno de Aragón. Para poder optar a la beca de comedor, los ingresos de toda la familia no pueden superar el IPREM, esto es 6.390 euros anuales o 533 mensuales (ampliable para familias numerosas y perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción). Para la ayuda de material el umbral de renta se fija en el doble del IPREM.

Según la resolución provisional de las becas de comedor concedidas, cerca de un tercio de las solicitudes concedidas no tienen ingresos familiares, ni siquiera el IAI. Así pues, más de 1.000 niños con beca de comedor concedida proceden de familias sin ingresos. Cerca de 1.700 tienen ingresos inferiores a 10 euros al año, según cálculos de FAPAR, y unas 500 familias ganan menos de 1.000 euros al año.

Críticas de FAPAR

"Estamos asistiendo a un nivel de necesidades impresionante. Nos produce escalofríos pensar cómo viven estas familias", afirman desde la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR), que considera que las ayudas siguen siendo insuficientes para llegar a todos los que lo necesitan.

"La consejera de Educación dijo que con esta nueva orden quieren llegar a los más necesitados. Pusieron unos requisitos económicos muy restrictivos para no tener lista de espera. Y están dejando fuera a mucha gente que se encuentra en una situación de gran precariedad", reiteran desde FAPAR. El Colegio de Trabajadores Sociales de Aragón y FAPAR presentaron un recurso contra esta orden. En los próximos días presentarán una queja al Justicia y están valorando interponer un recurso contencioso.

Otra crítica de la Federación de Asociaciones de Padres es que las becas de comedor no cubrirán el 100% el próximo curso, y las familias becadas deberán pagar el coste del comedor en junio y septiembre. "¿Cómo supone el Departamento que estas familias con ingresos inferiores a los 1.000 euros al año (la mitad de las ayudas concedidas provisionalmente) van a poder hacer frente a los 210 euros por alumno que se les va a obligar a pagar por el comedor? ¿Volveremos a asistir a una cascada de renuncias de las ayudas y a un serio problema social de desnutrición infantil, mientras nuestra Administración mira para otro lado y se vanagloria de conceder ayudas a todos los que cumplan requisitos?", critica FAPAR.

9.000 solicitudes pendientes

En total, se han presentado 51.270 solicitudes para la convocatoria, de las que se han aprobado 15.429, se han denegado 26.841 por no cumplir los requisitos (como superar el umbral de la renta) y quedan cerca de 9.000 pendientes de presentar la documentación requerida. Estas familias tienen de plazo hasta el 24 de julio para presentar los documentos que les faltan.

La DGA ha señalado que todas las familias que cumplan los requisitos y presenten la documentación tendrán acceso a las becas, a diferencia del año pasado, cuando inicialmente 11.000 alumnos se quedaron sin beca pese a cumplir los requisitos. "Tenemos muchas dudas respecto a que estas familias puedan aportar la documentación que les falta. Creemos que mucha gente con necesidades se va a quedar fuera", apuntan desde FAPAR.

La DGA destina 4 millones de euros para becas de comedor (el curso pasado fueron 3 inicialmente y otros 3 con una ampliación posterior, de la que solo se usó un millón) y 2,6 para libros. "La partida presupuestaria se ampliará si es necesario para llegar a todos los que cumplan los requisitos", subrayan fuentes de Educación. Estas ayudas se pueden ampliar con aportaciones de distintos ayuntamientos, como el de Zaragoza o el de Huesca.

Etiquetas