Zaragoza

Educación

Los padres de Garrapinillos reclaman comedor gratuito para las familias diseminadas

Desde Educación consideran complicado que se estime el recurso e insisten en que no les corresponde ni autobús ni comedor porque hay un centro escolar en su municipio.

Más de 300 niños de núcleos rurales tendrán que empezar a pagar el comedor
AMPA CEIP G.A. BÉCQUER

La asociación de madres y padres de alumnos del colegio de Garrapinillos ha presentado, a través de los abogados de FAPAR, un recurso de alzada ante la consejería de Educación para que el comedor escolar siga siendo gratuito para los niños que viven a más de cuatro kilómetros del centro escolar.

El pasado 13 de junio, la dirección provincial comunicó a los centros escolares de los barrios rurales que el próximo curso se aplicaría a rajatabla la siguiente norma: "Si en el núcleo de población donde reside el alumno hay un centro educativo, no tendrá derecho a transporte gratuito, aunque esté situado a más de 4 kilómetros". Tampoco, por tanto, al comedor escolar gratuito asociado a ese servicio.

Hasta ahora, esa norma se interpretaba de una manera diferente en el caso de núcleos rurales diseminados, como es el caso de Garrapinillos, que tiene centro escolar propio pero cuyos alumnos deben recorrer, en algunos casos, hasta 15 kilómetros para llegar al colegio.

Ante las quejas de los afectados, Educación rectificaba tres semanas más tarde y anunciaba que, de forma excepcional, se mantendría el transporte escolar gratuito un año más pero no la gratuidad del comedor escolar.

Al no haber autobús al mediodía, los niños que viven lejos están obligados a quedarse a comer en el colegio y sus familias reclaman ahora a la Consejería que dé marcha atrás con esta medida y mantenga la gratuidad. "Si hubiese una política de becas más generosa aún, pero con los requisitos de este año hay situaciones realmente dramáticas de gente que no accederá a ellas y que además no tiene elección y que, por distancia, está obligada a dejar a sus hijos en el comedor", opina Antonio Lascorz, presidente de la Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública.

De momento, los padres de Garrapinillos son los únicos que han reclamado por la vía administrativa, pero la abogada que lleva el caso no descarta que otros centros, como el de Pinseque, interpongan recursos similares.

No se consideran 'alumnos transportados'

Desde Educación informan de que es muy complicado que se estime un recurso de estas características a no ser que hubiese habido alguna irregularidad en el proceso e insisten en que a estos alumnos no les corresponde ni autobús ni comedor porque, al tener un colegio en su municipio, no tienen la condición de alumnos transportados.

Sara Serón, presidenta del AMPA del CEIP Garrapinillos, informa por su parte de que si el gabinete jurídico de la Consejería no estima el recurso, los padres del centro se plantearán recurrir ante los juzgados. Al parecer, Educación se comprometió a dar una respuesta en el mes de julio, pero la abogada que lleva el caso advierte de que el departamento tiene tres meses para contestar: "Podría empezar el curso antes pero si no nos dan una respuesta tendremos que empezar a actuar en los juzgados".

Diferente al caso de San Gregorio

Los juzgados ya aprobaron el pasado viernes -12 de julio- la suspensión cautelar de esta medida en el caso de las familias de San Gregorio, que se ven obligadas a llevar a sus hijos al colegio de Parque Goya. De momento, la DGA deberá mantener la gratuidad del comedor para estos niños hasta que haya una resolución definitiva.

Sin embargo, la representante legal de los padres de Garrapinillos matiza que es un caso diferente, que no se puede considerar como precedente, porque San Gregorio no tiene colegio público desde que se cerró en 2003, momento en el que la Administración se comprometió a ofrecer la gratuidad de autobús y comedor a los niños desplazados.

Sobre este tema, en Educación se mantienen a la espera de la decisión judicial final y destacan, de nuevo, que los 42 niños de San Gregorio escolarizados en Parque Goya tampoco son alumnos transportados porque viven a menos de cuatro kilómetros del colegio.

Etiquetas