Zaragoza

Huelga de limpieza en hospitales

Las limpiadoras votan su futuro laboral: "No hemos podido hacer más"

La propuesta presentada este jueves por las empresas, calificada como "la definitiva", no satisface a los sindicatos, que han puesto en manos de los trabajadores la decisión final.

Las limpiadoras votan su futuro laboral: "No hemos podido hacer más"
P.P.G.

"Nos han desalojado, nos han zarandeado, nos han detenido, hemos hecho huelgas de hambre, han detenido a tres trabajadores. No podíamos hacer más", así se justificaba este viernes el secretario de Acción Sindical de UGT-Aragón, Esteban Lauróba, en la asamblea de trabajadores de la limpieza de centros hospitalarios del Salud.

Los cinco sindicatos partícipes en la huelga de limpieza han reconocido que no han alcanzado sus objetivos y que el documento presentado este jueves por las empresas en el SAMA no les satisface. A tres días de que decaiga el convenio colectivo del sector, la patronal lanzó una propuesta que calificó como "la definitiva" y que la mitad de los trabajadores -los del turno de mañana- han votado este viernes en la sede de CC.OO. de Zaragoza.

El resto de los trabajadores depositará en las urnas su conformidad o su rechazo a la propuesta de las empresas este sábado, a las 11.00, en la sede de UGT.

El ambiente general en la asamblea previa a la primera ronda de votaciones era de disgusto. No se ha conseguido firmar un convenio colectivo que satisfaga a la parte social del conflicto y ahora los trabajadores se encuentran en la tesitura de decidir entre aceptar unas condiciones laborales que no les gustan del todo, o arriesgarse a llegar al día 8 sin acuerdo. El próximo lunes 8 de julio termina, según la reforma laboral, la vigencia del convenio colectivo, lo que las empresas podrían interpretar como que pueden adaptar las condiciones laborales de sus empleados al estatuto de los trabajadores (que prevé las garantías mínimas de un trabajador).

Los sindicatos han asegurado a los limpiadores del Salud que, si esto ocurriese, llevarían a juicio cada intento de abuso por parte de las empresas y cada alteración de las condiciones actuales. Sin embargo, han advertido: "Nadie sabe lo que puede pasar. Es poner vuestro convenio en manos de un juez".

"Con esta huelga queríamos evitar jugarnos el convenio pero no lo hemos conseguido", anunciaba Lauróba ante la abarrotada sala de CC.OO.

Alberto Navarro, portavoz de OSTA, ha mostrado también su disconformidad con la propuesta de las empresas: "No es lo que se merece el sector, acataremos lo que decidáis pero no apoyamos este documento".

La propuesta lanzada el jueves por las empresas es prácticamente la misma que la del SAMA:

- Ultraactividad: Incluye la ultraactividad indefinida en salario y jornada y de 48 meses -4 años- en todo lo demás. Pasado ese plazo pasaría a aplicarse el convenio colectivo de ámbito superior -lo que ahora se teme que ocurra el lunes-. "Pan para hoy hambre para mañana", resumía a Heraldo.es una limpiadora sentada en la tercera fila.

- Equiparación con el grupo E: Los sindicatos pedían la equiparación total con el personal estatutario del Grupo E del Salud, aspecto que consideran que no se ha conseguido. "Solo nos equiparan en lo que les interesa. El Grupo E tiene ventajas en excedencias, días de libre disposición, días por pariente cercano enfermo... Cosas que no nos quieren dar", explicaba otra limpiadora durante la asamblea.

-Plantilla: El documento empresarial establece una fórmula para fijar las plantillas según las horas exigidas por el Salud en los pliegos de los concursos vigentes en cada centro. En caso de que el número de trabajadores exigido fuese inferior al existente, no se podría realizar ningún despido y se les debería dar salida a los excedentes mediante jubilaciones, bajas voluntarias o concesiones de invalidez.

-Nocturnidad: Este es uno de los puntos más conflictivos. Los trabajadores de noche rechazan el documento empresarial porque, según aseguran "regula cosas que venían haciendo mal tanto en jornada como en salario".

-Jornada de Trabajo: Se mantiene la actual y se sigue sin fijar un mínimo ni un máximo para los trabajadores de noche.

-Reducción de jornada, excedencias, licencias y permisos: Se mantien.

-Bolsa de trabajo: No se podrá acceder a puestos fijos a través de la bolsa de empleo, que solo serviría para cubrir necesidades eventuales.

-Hospital Miguel Servet: Pasa a considerarse un único centro hospitalario en vez de tres. Por lo que disminuirían los representantes sindicales aunque no los trabajadores. Tampoco habría movilidad de trabajadores entre los edificios excepto en casos de personal de turno de noche y el 'calendario de hombres'. Estos dos últimos sectores mostraban su rechazo y se sentían discriminados ante la propuesta. "Si me pueden llevar de un sitio a otro y me mandan a hacer trabajos a un centro que no conozco obviamente la calidad de mi trabajo será peor", comentaba un hombre presente en la asamblea.

Este sábado por la mañana terminarán las votaciones y el recuento concluirá sobre las 14.00. Entonces se sabrá si los trabajadores aceptan y hay un acuerdo para un nuevo convenio colectivo, si rechazan la propuesta y piden una prórroga y si continúa la huelga o no.

Etiquetas