Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

La Tarjeta Ciudadana incluirá datos sobre la renta de sus usuarios en 2014

El Ayuntamiento de Zaragoza pretende incorporar información sobre la progresividad fiscal para fijar las tarifas de los servicios en función de la renta.

Uso de la tarjeta ciudadana en una estación de Bizi.
Casi uno de cada cinco zaragozanos tiene la tarjeta ciudadana
HERALDO

La incorporación de la tarjeta universitaria y la posibilidad de añadir la progresividad fiscal antes de fin de año a la Tarjeta Ciudadana son los dos proyectos en los que trabaja el Ayuntamiento deZaragoza para mejorar esta herramienta que facilita el acceso a 15 servicios municipales y que, a partir de ahora, también emitirá Bantierra.

El alcalde, Juan Alberto Belloch, y el director general de Bantierra, Javier Hermosilla, han firmado un convenio de colaboración por el que la citada entidad de ahorro emitirá, a partir de julio, para sus clientes la Tarjeta Ciudadana de postpago.

Se convierte así en la segunda entidad financiera, después de Ibercaja, que emite este tipo de tarjetas de postpago y se amplía así a un 11 por cien del mercado, según ha dicho Belloch, quien ha anunciado la posible incorporación próximamente de la CAI, lo que determinará que más del 50 por ciento de los usuarios de entidades financieras podrán pedir dicho método de pago.

El alcalde ha recordado que con esta herramienta se accede a quince servicios ciudadanos: taxi, taxi accesible, billete de autobús urbano, autobuses a barrios rurales, tranvía, servicio bizi, entradas a centros deportivos municipales, centros culturales, aparcamientos públicos en superficie y subterráneos, centros de mayores, bibliotecas municipales, museos, salas de inclusión municipal, wifi municipal y administración electrónica.

Precios según renta

Los próximos proyectos de esta herramienta son la inclusión de la tarjeta universitaria, que es la única excepción y no requiere el empadronamiento de los titulares, así como la posibilidad de incorporar la progresividad fiscal en función de cualquier baremo como edad o situación económica, y que Belloch ha definido como "un buen instrumento que tendrá efectos en el futuro".

El objetivo es que esta posibilidad sea una realidad antes de que finalice este año, según Belloch, si bien para ello son necesarias dos cuestiones: contactar con la Agencia Tributaria para conocer los datos que puede estar dispuesta a dar para incorporarlos a la tarjeta y un acuerdo político sobre los tramos de renta en los que se fijen las tarifas, según ha explicado el vicealcalde y el portavoz del Gobierno de Zaragoza, Fernando Gimeno.

No obstante, Blasco ha insistido en que, en una primera fase, serán los ciudadanos los que cedan la información de la renta para incorporarla a la tarjeta aunque ha añadido que sería "más eficaz" que fuera la propia Agencia Tributaria la que lo hiciera.

La finalidad, ha apuntado, es que el año que viene, por criterios de renta, "algunos puedan pagar menos" porque técnicamente la Tarjeta Ciudadana es ya capaz de establecer diferentes tarifas en función del perfilado socioeconómico.

Usos y tarjetas

Por su parte, Hermosilla ha resaltado que esta tarjeta postpago es "una herramienta para la construcción de más ciudad" y se trata de un dispositivo "más ágil, cómodo y adaptable" porque el usuario ve lo que se le está cargando en cuenta y le da agilidad porque no tiene que controlar el saldo disponible para poder ir recargando.

Hermosilla ha valorado la firma de este acuerdo y ha asegurado que se trata de una "responsabilidad social con los zaragozanos".

Belloch ha recordado que, en la actualidad, hay 169.249 tarjetas ciudadanas emitidas y aunque las de postpago solo representan un 17 por ciento -28.707 frente a las 140.542 de prepago- en el mercado financiero mueven "un tercio del total de las operaciones" lo que quiere decir que es "práctica y útil" para los usuarios.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, desde la implantación de esta herramienta en abril de 2010 se han realizado 25.172.866 operaciones económicas que han supuesto un montante total de 14.258.457,32 euros.

Del total de estas operaciones, el 79 por ciento corresponde al servicio de autobús (unos 11,5 millones de euros), el 15 por ciento al tranvía (2,2 millones) y el 2 por ciento al aparcamiento de superficie (282.000 euros).

En números absolutos, las tarjetas de prepago realizan 17 millones de operaciones económicas que suman 9,6 millones de euros, mientras que las de postpago son responsables de cerca de 8 millones de operaciones que han supuesto un importe superior a los 4,5 millones de euros.

Del total de usuarios de la Tarjeta Ciudadana, el tramo más numeroso de edad es el comprendido entre los 40 y 50 años con 31.475 dispositivos emitidos, seguidos por las personas de entre 30 y 40 años con 28.949 tarjetas y de zaragozanos de entre 50 y 60 con 26.590.

Etiquetas