Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

La vidente de Magallón ratifica ante el juez que sufrió amenazas

Lucia Martín, quien vendía sus servicios como pitonisa, ha comparecido en los juzgados de Zaragoza para ratificar la denuncia que interpuso contra un cliente.

Lucía Martín, a su salida de los juzgados
La vidente de Magallón ratifica ante el juez que sufrió amenazas
OLIVER DUCH

La vidente de Magallón que vendió un conjuro de amor al expresidente del Club de Fútbol Castellón José Laparra por 165.000 euros ha relatado este martes ante la juez encargada del caso el asalto del que fue objeto en su vivienda por parte del exejecutivo y cuatro cómplices para exigir la devolución del dinero.

Lucia Martín, quien vendía sus servicios como pitonisa, ha comparecido en los juzgados de Zaragoza para ratificar la denuncia que interpuso contra Laparra y sus presuntos cómplices por unos hechos ocurridos a primeras horas de la tarde del pasado 13 de mayo en el domicilio que compartía con su padre en Magallón.

Según la denunciante, el expresidente del Castellón y las personas que le acompañaban entraron sin su permiso en la casa y amenazaron a su padre para que les devolviera los 165.000 euros que le había entregado para un conjuro que debía de haberle reportado el amor de una mujer por la que se sentía atraído, pero que resultó fallido.

Los supuestos asaltantes fueron detenidos en el interior de la vivienda por agentes de la Guardia Civil, alertados por la pitonisa a través de una llamada telefónica que pudo realizar mientras se ocultaba bajo el colchón de una cama.

Según el representante legal de la vidente, el abogado Ignacio García Tábora, su cliente percibió el dinero cobrado por un servicio "perfectamente lícito" que se llevó a cabo en las condiciones establecidas.

El letrado ha explicado que el exdirectivo del Castellón no sólo tenía conocimiento del tipo de servicio que prestaba la denunciante sino que fue él quien llamó a la mujer para solicitar su asesoramiento y pedirle que viajara a Valencia, ciudad en la que residía, para recoger el dinero.

Durante la comparecencia judicial, García Tábora ha solicitado al juez la devolución del dinero que los agentes de la Guardia Civil localizaron oculto en diversas partes de la casa de la vidente.

El abogado, quien ha valorado la actuación de los agentes del Instituto Armado, ha explicado que la incautación del dinero se hizo durante un registro que autorizó la mujer mientras se encontraba en estado de shock pero que se hizo sin orden judicial, por lo que se ha mostrado convencido de su devolución.

Los agentes localizaron 145.000 euros ocultos en distintos puntos de la casa e incautaron otros 22.500 en poder de los detenidos.

Los guardias también intervinieron una microcámara en forma de botón que portaba el empresario en la solapa de su chaqueta y una pistola simulada.

Un conjuro de amor fraudulento

Al parecer, los rituales recomendados por la pitonisa obligaban, al expresidente del Castellón, entre otras cosas, a poner unas flores en agua durante cuarenta días y a lavarse después con ella.

Tras la detención, la instructora del caso dictó órdenes de alejamiento contra los sospechosos, a los que les imputa presuntos delitos de allanamiento de morada, coacciones, amenazas y realización arbitraria del propio derecho.

El letrado de la vidente no descarta la posibilidad de un agravamiento de la situación procesal de los denunciados si a la vista de las pruebas practicadas se constatan otros presuntos delitos.

Tras prestar declaración, la vidente ha declarado a los medios de comunicación que aguardaban a la puerta de los juzgados que se encontraba "muy afectada" y que desde que ocurrieron los hechos está en tratamiento, pero se ha mostrado convencida al tiempo de que "se hará justicia".

Etiquetas