Zaragoza

En 2012

Un total de 3.700 aragoneses descubren que un familiar fallecido tenía seguro de vida

El 'Registro de Contratos de Seguros' del Ministerio de Justicia permitió a más de 7.700 personas de la Comunidad consultar en 2012 si algún fallecido tenía una póliza. En casi la mitad de los casos la respuesta fue positiva.

Casi 4.000 aragoneses descubrieron en 2012 que un familiar fallecido tenía contratado un seguro de vida gracias al 'Registro de Contratos de Seguros con Cobertura de Fallecimiento' del Ministerio de Justicia, un servicio que a lo largo del año pasado usaron 7.700 aragoneses. Casi la mitad, 3.700, comprobaron que la persona que había muerto tenían uno contratado y se pudieron poner en contacto con la aseguradora para cobrar la póliza, según datos facilitados por el Ministerio.

Desde la puesta en marcha de este registro, creado para evitar que los beneficiarios se quedaran sin recibir este dinero, más de medio millón de personas de toda España -150.000 solo en 2012- se han enterado por esta vía de que podrían tener derecho a cobrar uno de estos seguros.

“Las aseguradoras siempre hemos valorado positivamente el registro y hemos colaborado en su creación para despejar cualquier tipo de duda. Nosotros somos los primeros interesados en liquidar las pólizas”, asegura Luis Miguel Ávalos, director del área de Seguros Personales de la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa). De hecho, son las propias aseguradoras las que entregan toda la documentación a este registro público, dependiente del Ministerio de Justicia. “Era algo necesario, ya que las compañías no pueden saber si un cliente ha fallecido o no a menos que alguien lo comunique o el beneficiario de la póliza lo reclame”, indica Ávalos.

Aunque es habitual que los familiares o las personas más cercanas al contratante sepan que éste tenía una póliza o, al menos, que encuentren los documentos tras la defunción, no siempre es así. En ocasiones surgen dudas sobre la existencia de uno -incluso varios- seguros, por lo que cualquier ciudadano puede saber si es o no beneficiario comprobándolo en este registro cuando transcurren 15 días hábiles del fallecimiento del posible titular. Solo hay que rellenar la solicitud y adjuntar el certificado de defunción.

Un 48% de consultas positivas

Solo el año pasado, 7.700 aragoneses consultaron si algún familiar fallecido tenía pólizas contratadas, y la respuesta fue positiva en el 48% de los casos. Cuando un ciudadano solicita información, el registro emite una certificación donde constan los seguros que correspondan -si es que los hay- para que el interesado acuda a la aseguradora con las que se contrató para conocer si es o no beneficiario de la póliza. Sin embargo, si tiene un seguro de vida pero quien consulta no es el beneficiario, la aseguradora no está obligada a revelar la identidad de la persona que lo cobrará.

También se puede pedir esta información en vida si una persona tiene dudas sobre las pólizas que tiene contratadas. En este caso, el Ministerio emite una nota informativa, algo que hizo en 46 ocasiones en Aragón a lo largo del año pasado.

Solicitar el certificado

El certificado se puede solicitar por correo, por internet o personalmente, en la gerencia territorial de Justicia de Zaragoza (paseo de la Independencia, 32). Sin embargo, la mayoría de las solicitudes proceden de las notarías, que lo hacen de oficio cada vez que tramitan una herencia.

Etiquetas