Despliega el menú
Zaragoza

Huelga de las trabajadoras de limpieza en hospitales

"No comeremos hasta que readmitan a las despedidas"

Una trabajadora de la limpieza y dos celadores pasan su primer día de huelga de hambre encerrados en el Hospital Clínico.

Trabajadores encerrados en el Clínico
?No comeremos hasta que readmitan a las despedidas?
I.M.

Una trabajadora de la limpieza del Clínico de Zaragoza y dos celadores pasaron este martes su primer día de huelga de hambre encerrados en el centro hospitalario, donde se han instalado con otros compañeros hasta que se resuelva el conflicto que mantienen con sus empresas por la renovación del convenio laboral.

“Mientras no readmitan a las compañeras despedidas y se sienten a negociar no comeremos ni dejaremos de luchar”, asegura Ana Cuevas, una de las trabajadoras en huelga de hambre y miembro del comité de huelga.

Junto a ella, los celadores Ángel Hidalgo -en representación de Marea Blanca- y José Luis Martínez, y un nutrido grupo de limpiadoras y personal sanitario que se ha solidarizado con su causa, han pasado su primera noche encerrados en las dependencias sindicales del Clínico, en la planta -2, equipados con sacos de dormir.

“Bien no se lleva, solo podemos hidratarnos”, explica Hidalgo. “Si esto se alarga -continúa-, pondremos en riesgo nuestra salud, pero no vamos a claudicar ante este atropello”. “Desde Marea Blanca apoyamos a las compañeras de la limpieza ya que sin ellas no es posible una sanidad pública y eficaz”, asegura.

Las trabajadoras, unas 1.500 en Aragón, reclaman una renovación “justa” del convenio laboral. Si no se llega a un acuerdo antes del 7 de julio, tal y como establece la reforma laboral, se podría aplicar el convenio del sector, lo que supondría la pérdida de hasta el 40% del salario de muchas de ellas -algunas cobran 1.000 euros-, y un aumento de las horas, según denuncian los cinco sindicatos implicados (CC. OO., UGT, CGT, CSI-F y OSTA).

“Y eso pese a que renunciamos a una sentencia favorable que declaró ilegal la reducción de salario que sufrimos en 2010. Asumimos esa rebaja y otras exigencias a cambio de llegar a un acuerdo, pero está claro que no quieren”, critica Coral Gargallo, otra de las trabajadoras encerradas.

El diálogo, de hecho, sigue sin producirse desde hace días. Las trabajadoras aducen que la patronal no quiere negociar, y solicitan que la DGA dé un paso adelante para poner fin al conflicto. Las empresas adjudicatarias, por su parte, no quisieron responder a las preguntas de este periódico.

El papel de la DGA

Tal es el bloqueo, que los cinco sindicatos exigieron este martes un pronunciamiento público de Rudi en esta huelga indefinida después de que el consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, se haya manifestado neutral ante el conflicto y de que la Gerencia del Salud haya exhortado a las partes a alcanzar un acuerdo que no llega.

Este martes por la tarde tuvo lugar el último movimiento por parte de la Consejería, que se citó con las representantes del comité de huelga para solicitarles que rebajen la tensión y animándoles a negociar en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje. "Les hemos dicho que desde el primer día estamos dispuestas a negociar en el SAMA, pero parece que la empresa no", apunta Cuevas. "Nos han asegurado que les van a instar a ellos a sentarse para retomar el diálogo. A ver si es verdad".

En opinión de los sindicatos, a través de un comunicado conjunto, las empresas del sector siguen "muy crecidas" pese a la huelga, lo que demuestra una firme e indigna actitud que traspasa el problema a la administración sanitaria, porque no asumen ninguna responsabilidad en el conflicto y, en consecuencia, chantajean al Gobierno de Aragón.

Etiquetas