Despliega el menú
Zaragoza

Cinco Villas

Medio millón para ampliar el psiquiátrico de Sádaba

La DGA, DPZ y el Ayuntamiento de la localidad han firmado un convenio de colaboración que ampliará la capacidad de 36 a 54 plazas y creará nuevos puestos de trabajo.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Luis María Beamonte, y el alcalde de Sádaba, Miguel Ángel Pérez, han firmado este martes un convenio de colaboración que permitirá renovar y ampliar las instalaciones del Psiquiátrico del municipio zaragozano, con una inversión de 506.724 euros.

Beamonte ha recordado que el consistorio cedió de manera gratuita en 1986 a la Diputación este edificio y su uso, por un periodo de 30 años para que, una vez finalice esa fecha, la institución adquiera la plena propiedad de las instalaciones; mientras que el Ejecutivo aragonés presta los servicios de asistencia y terapia a los pacientes.

"Cuando comenzamos este mandato observamos la situación de carencias y deficiencias del edificio" y, por ello, las tres instituciones decidieron actuar conjuntamente para recuperarlo, ha explicado el presidente de la DPZ.

El consejero Ricardo Oliván ha remarcado que con este acuerdo, y las actuaciones que se realizarán, se dará solución "a un problema que tenía la sanidad aragonesa", ya que "había que actuar inmediatamente" en estas dependencias que "no se correspondían" al estado que debe tener un equipamiento "del siglo XXI".

Así, "actualizamos el concepto de psiquiátrico a unidad de larga estancia, con una inversión pequeña pero importante" tanto para los pacientes como para los trabajadores. En virtud de este convenio, DPZ y Gobierno aragonés aportarán 150.000 euros cada una para que se lleven a cabo las obras de ampliación y mejora de las instalaciones del psiquiátrico, con un coste total de 506.724 euros, y el resto de la financiación correrá a cargo del consistorio.

Las actuaciones consistirán en la construcción de catorce habitaciones dobles y once individuales además de una zona de control y una sala de estar. También se rehabilitará la fachada principal del edificio. La superficie de actuación prevista es de, aproximadamente, 737 metros cuadrados.

Ampliar plazas y garantizar empleo 

Ricardo Oliván ha resaltado que con esta intervención se ampliará la capacidad de 36 a 54 plazas, lo que permitiría crear nuevos puestos de trabajo en este edificio en el que trabajan actualmente 24 personas, por lo que "con esta inversión conseguimos actualizar la atención, mejorar las condiciones, consolidar el empleo y crear más con la ampliación de plazas".

Los trabajos, que comenzarán "inmediatamente", se prolongarán durante unos seis meses y "se compatibilizarán los usos", de modo que las obras no dificultarán la actividad diaria del centro ni afectarán a los pacientes.

Por su parte, el alcalde Miguel Ángel Pérez ha agradecido "el esfuerzo" de las instituciones para "mejorar la estancia de los pacientes, ampliar las plazas y garantizar los puestos de trabajo; estamos muy agradecidos", ha afirmado.

Colegio del municipio 

Respecto al colegio de Sádaba afectado el pasado mes de octubre por las inundaciones en el municipio con la crecida del río Riguel, el presidente de la DPZ, Luis María Beamonte, ha recordado que la institución aprobó una ayuda de 400.000 euros para reconstruir el centro, si bien el consistorio ha rechazado este proyecto.

En este sentido, Beamonte ha detallado que, tras el suceso, "se hizo una modificación presupuestaria y se transfirió al ayuntamiento una cantidad y ellos son los que tienen que hacer las obras, espero que sea lo antes posible y que se puedan llevar a buen término".

La Diputación "ha llegado hasta donde le tocaba y más y, a partir de ahí, respetamos profundamente a la corporación local y si deciden hacer otra cosa, en su mano está", pero "si lo rechazan habrá que devolver los fondos", ha advertido.

Asimismo, ha subrayado que la institución, a pesar de no tener competencias en la materia, decidió actuar ante una situación de emergencia y Beamonte ha confiado en que, finalmente, "el sentido común seguro que impera y habrá colegio".

El alcalde Miguel Ángel Pérez ha indicado que el pleno rechazó el planteamiento propuesto por la DPZ, la ubicación del centro en el mismo emplazamiento que el actual, y "en breve tendremos una reunión" con representantes de los grupos municipales y de la institución provincial para alcanzar una solución.

Etiquetas