Despliega el menú
Zaragoza

Proceso de escolarización

"Si no hay solución no escolarizaré a mi hija"

Padres de los 37 niños sin plaza en el colegio de Rosales del Canal buscan soluciones ante el panorama del próximo año

Tania Novoa y su hija con las camisetas de la plataforma Andando al Cole
"Si no hay solución no escolarizaré a mi hija"
A. E.

En la protesta de Rosales del Canal de este domingo no han faltado las críticas a la carencia de plazas en el único colegio del barrio y la reivindicación por un nuevo centro escolar. Por ello, entre los casi 300 vecinos asistentes se han podido encontrar a muchos familiares de los 37 niños que, a partir de septiembre, tendrán que recorrer más de ocho kilómetros diarios (ida y vuelta) para comenzar su formación escolar.

Entre ellos se encontraban Jorge Bueno y Diana López, padres de una niña de dos años y medio que comenzará el próximo curso lectivo en el colegio Sagrada Familia. El centro se encuentra a 45 minutos de su casa, y lo escogieron como quinta opción.

"Mi mujer es autónoma y podrá adecuar sus horarios al principio. Pero las cosas empeorarán cuando nazca nuestro segundo hijo y necesite moverse con él a todos lados", ha lamentado Bueno. "En mi opinión – ha añadido – no se puede someter a un niño tan pequeño a estar nueve y diez horas diarias fuera de casa. Si las cosas empeoran y no hay ninguna solución, no escolarizaré a mi hija".

"Si no nos hubiesen cogido no habríamos podido escolarizar a nuestra hija. Yo estoy en el paro y mi marido es mileurista. La inversión que supone ir a Casablanca con dos niñas (una de 2 años y otra de 7 meses) para nosotros es inviable", ha explicado Tania Novoa, madre de una de las niñas admitidas a través de la cuarta vía.

"Lo que ha pasado en el colegio es penoso. Se sabía con antelación los niños que había. Ha sido una falta de previsión imperdonable", ha denunciado David Gracia, vecino del barrio. En su caso ha tenido suerte, pues su hijo de tres años ha conseguido una de las plazas. Aun así, no las tiene todas consigo. "Esto es una lotería. O la cosa cambia o llegará un momento en el que nadie tendrá su plaza asegurada", ha concluido.

Búsqueda de un plan B

A pocos meses de comenzar el nuevo curso los padres empiezan a organizarse para llevar a sus hijos al colegio. Los que han tenido más suerte buscan a los padres de los niños que comparten el mismo destino. Otros, cuadran los horarios de sus trabajos para evitar

"Muchas madres de mi ludoteca han propuesto añadir una nueva clase para los niños que no han podido entrar en el colegio. De esta manera no tendríamos que escolarizarles este año y podríamos esperar a la construcción de un nuevo", ha explicado López. "Todavía no nos han dicho nada, pero seguimos buscando soluciones", ha concluido.

Etiquetas