Despliega el menú
Zaragoza

Educación

"No podemos escolarizar a nuestro hijo porque no podemos pagar un colegio a 4 kilómetros"

Diana Argüelles, madre de uno de los 37 niños desplazados de Rosales del Canal, denuncia que no pueden asumir el coste de llevar a su hijo al colegio que le han asignado, el Eliseo Godoy, a 4 kilómetros de su casa.

Protesta de la Plataforma Andando al cole
Si hay que pagar bus y comedor, Alejandra no irá al cole
P.P.G.

La mala noticia esperada se hizo oficial este jueves para decenas de familias: 37 niños de Rosales del Canal tendrán que escolarizar a sus hijos en colegios fuera del barrio, en la mayoría de los casos a más de 4 kilómetros de distancia. La publicación de las listas definitivas del proceso de escolarización ha caído como un jarro de agua fría.

Diana Argüelles es una de las madres que fue el jueves por las mañana a ver en las listas qué colegio le habían concedido finalmente a su hijo para el próximo curso. Cuando vio el nombre (Eliseo Godoy, en la Romareda) y volvió a hacer números, se desmoronó.

"No podemos escolarizar a nuestro hijo, porque no tenemos dinero para asumir el coste de tener que ir a un colegio a 4 kilómetros de distancia de casa. Nos obligan a dejarlo en el comedor y a pagar el transporte, lo que supone unos 200 euros al mes. No llegamos a fin de mes, no podemos pagar esa cantidad", afirma Diana, de 30 años.

Ella gana 500 euros como dependienta a media jornada. Su marido, trabajador de la construcción, está en el paro desde hace dos años y ha agotado la prestación. Ahora han solicitado una ayuda familiar.

Diana es una profesora afectada por los recortes en educación. "Después de tres años en la lista de interinos, el año pasado me llamaron para trabajar en un colegio. Trabajé un cuatrimestre y después otra vez a la calle. Y tal y como está la situación, no sé cuándo me volverán a llamar. Mientras, trabajo a media jornada en una tienda", cuenta su situación.

Diana y su marido fueron de los primeros vecinos en llegar a Rosales del Canal, hace siete años. "Hemos visto hacer el colegio", comenta con amargura. Diana, junto a las otras familias de la Plataforma Andando al cole va a continuar reivindicando la apertura de nuevas aulas en el colegio Rosales del Canal para que estos niños no tengan que salir fuera del barrio.

"¿Cuánto vale el sufrimiento de las familias?"

"La consejera Dolores Serrat aseguró que todos los niños de Rosales del Canal serían escolarizados en la zona 5, dentro de las segundas o terceras opciones de las familias. La consejera incumple su palabra", asegura Cristina, madre de una niña de 3 años a la que han asignado el colegio Fernando el Católico, en el barrio Oliver, que no habían pedido y fuera de su zona escolar.

Cristina y su pareja pidieron cuatro colegios: Rosales del Canal, Montecanal, Doctor Azúa y Cesáreo Alierta. En ninguno hay vacantes y el sistema por geolocalizador les ha adjudicado el más cercano con plazas libres: el Fernando el Católico, uno de los colegios de la ciudad con mayor porcentaje de población inmigrante y minorías étnicas.

"Nos toca un colegio que no habíamos solicitado. Está lejos de nuestra casa, con malos accesos para llegar en coche y mala combinación de transporte público. Hemos tenido mala suerte. Confiamos en que aún podamos recurrir y cambiar de colegio", afirma Cristina.

"Es muy duro, llevamos un mes de auténtica pesadilla. Muchos padres han llorado al ver las listas. ¿Cuánto vale el sufrimiento de las familias?", se pregunta esta madre. "Ha habido una planificación pésima. La solución es muy evidente. Hay nueve aulas libres en el colegio Rosales del Canal. Se podrían habilitar aulas puente hasta la construcción del nuevo colegio que han prometido", subraya.

La Plataforma Andando al cole continúa con sus movilizaciones

"Sentimos una gran indignación. La situación de esta familia que no va a escolarizar a su hijo y de las dos que han enviado a un colegio en Oliver nos dan fuerzas para seguir peleando. La situación es totalmente injusta para nosotros", afirma Noelia Lardiés, madre de otro niño que se quedó fuera de Rosales del Canal. En su caso, les ha tocado el colegio César Augusto, su quinta opción, en la Romareda. Noelia probó a ir en transporte público y le costó una hora. "Es inviable ir todos los días en tranvía y autobús con un niño de 3 años y una niña de 9 meses. Tendremos que comprar un coche de segunda mano", señala.

La Plataforma llevará este viernes sus alegaciones al Departamento de Educación. Y el domingo convoca un paseo en bici, patines o andando hasta el nuevo centro cívico de Casablanca para seguir reivindicando más servicios públicos para el barrio.

Etiquetas