Despliega el menú
Zaragoza

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Cuarta jornada de huelga

Las trabajadoras de limpieza de hospitales, "encrespadas pero con mucho ánimo"

Un grupo de limpiadoras de hospitales en huelga vigila que nadie usurpe sus puestos de trabajo en el Miguel Servet de Zaragoza, donde aseguran que se están vulnerando sus derechos.

Suciedad en el hospital Miguel Servet de Zaragoza
Cuarto día de huelga de limpieza en hospitales_2
P.P.G.

En el hospital Miguel Servet de Zaragoza un grupo de mujeres charla tranquilamente en una esquina del hall principal. No están allí para visitar a ningún familiar, sino para vigilar sus puestos de trabajo. Son trabajadoras en huelga de la empresa Limpisa, concesionaria de la limpieza del centro y, según cuentan, algunas personas están "usuarpando" sus puestos y ejerciendo sus tareas mientras ellas están en huelga.

Aseguran que este miércoles presenciaron como la jefa de servicios de su empresa ejercía, junto con otras personas, funciones de limpieza que no le corresponden: "Estaban abriendo cartones y echándolos al contenedor", explica una de las espontáneas 'vigilantes'. Entonces, según relatan, las huelguistas se acercaron para reprocharle su actitud y la acusada llamó a la seguridad del hospital. "Decía que la estábamos acosando". Ante la negativa a irse de las trabajadoras de limpieza, apareció la Policía para pedirles que abandonasen la zona y estas, al final, cedieron. Desde CC.OO. confirman los hechos y recuerdan que ejercer las tareas de un trabajador en huelga es, precisamente, vulnerar su derecho a huelga.

Los sindicatos convocantes ya anunciaron este miércoles que tanto Limpisa como Iss Facility Services, las dos concesionarias de limpieza de los hospitales, han sido denunciadas ante la Inspección de Trabajo de Zaragoza por sucesos similares que vulneran los derechos de sus trabajadoras. "Estos hechos se han venido repitiendo durante las cuatro jornadas de huelga en los dos centros hospitalarios más grandes de Zaragoza: el Lozano Blesa y el Miguel Servet", confirma el responsable sindical de CC.OO.

Hasta el final

Tras cuatro jornadas, las trabajadoras de la limpieza en huelga se sienten "encrespadas" pero con mucho ánimo y dispuestas a continuar hasta el final. Aseguran que no piden una mejora de sus condiciones laborales, que aceptan los recortes que ya han sufrido, pero que se niegan a encajar dos aspectos que "pretenden imponer las empresas en el nuevo convenio colectivo": La consideración de varios centros como uno y la reducción del número de trabajadores. "Hasta ahora el Miguel Servet se ha considerado como tres centros y quieren que cuente como uno para poder mandar cada día a uno a los trabajadores, pero eso supondría perder la antigüedad", explica Ángel Benito, miembro del comité de huelga y antiguo responsable de limpieza de CC.OO.

Benito asegura, por su parte, que desde que comenzó la huelga no ha habido ningún movimiento de las empresas para tratar de acercar posturas.

Las limpiadoras reunidas en el Miguel Servet afirman que no tienen intención alguna de abandonar una huelga que, hasta este jueves, ha tenido un seguimiento masivo. Tuercen el gesto cuando se les pregunta como afectará el conflicto a la nómina de este mes y a sus hogares pero sus derechos a largo plazo, recuerdan, son más importantes.

Cajas de resistencia

Además, en algunos hospitales se están creando 'cajas de resistencia' para ayudar a las que peor lo estén pasando económicamente. Las designadas como servicios mínimos aportarán parte de su salario para distribuirlo entre las compañeras: "En el Clínico se está haciendo seguro y al parecer en algún otro también. Son para intentar aguantar lo máximo posible", explican desde CC.OO.

Por último, el grupo de 'vigilantas' reunidas en el Miguel Servet niega rotundamente que sean las propias trabajadoras de la limpieza las que estén ensuciando los centros hospitalarios y consideran que lo hacen otras personas para dañar su imagen pública: "Para desacreditarnos y enfrentarnos a nuestros compañeros". Mientras, papeleras a rebosar y numerosos trozos de periódicos y vasos esparcidos por el suelo dan al hospital un aspecto de dejadez que llama la atención de todos los pacientes en el cuarto día de una huelga que no tiene final a la vista.

Este jueves habrá otra concentración a las 18.00 en el hospital Royo Villanova y el viernes a las 10.00 en el Miguel Servet y a las 11.00 en el Clínico Universitario Lozano Blesa. Y la huelga continúa.

Etiquetas