Despliega el menú
Zaragoza

Tres meses de prisión

El Supremo ratifica la condena a un soldado por agresión al centinela de un cuartel de Zaragoza

La sentencia condena a 3 meses y 1 día de prisión por intentar agredir, en 2009, a un militar que cumplía con su labor de centinela del acuartelamiento Capitán Mayoral.

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la condena de 3 meses y 1 día de prisión dictada contra un soldado profesional por intentar agredir a un militar que cumplía con su labor de centinela del acuartelamiento Capitán Mayoral de Zaragoza.

En su sentencia, la sala de lo militar del TS imputa al acusado un delito de maltrato de obra a centinela, tipificado en el Código Penal Militar, y descarta aminorar su responsabilidad a instancias de la defensa dada la gravedad de los hechos perpetrados y la "importante" función que ejercía la víctima en esos momentos.

Los hechos, por los que fue condenado el recurrente y otro soldado implicado, tuvieron lugar sobre las 02.00 de la madrugada del pasado 1 de octubre de 2009 en el interior del acuartelamiento zaragozano.

El tribunal militar de zona que juzgó el caso en primera instancia consideró probado que tras entrar en el recinto militar en sus respectivos vehículos, los soldados, uno de los cuales presentaba un fuerte olor a alcohol, protagonizaron un incidente con el centinela del cuartel y la cabo responsable de la seguridad durante aquella noche.

El recurrente, tras observar que su compañero se dirigía de forma agresiva y nerviosa al centinela y que la cabo se interponía entre ambos, cogió a aquel del brazo para que se dirigiera con él a los vestuarios.

Posteriormente le lanzó dos puñetazos al rostro, que el centinela pudo esquivar antes de que la cabo pudiera intervenir.

Instantes después, el recurrente se dirigió a su vehículo y amenazó a la cabo con "sacar un pincho" y con llevarla "con su padre muerto", lo que llevó a la suboficial a llevarse la mano a la pistola en actitud de defensa.

Para el Supremo, el alegato de la defensa en el sentido de que no llegó a existir maltrato de obra ni se produjo agresión o violencia física de ningún tipo se contradice con el relato de hechos del tribunal del primera instancia, que atribuyó al condenado una conducta de "gran agresividad".

Destaca, además, la sentencia "la especial relevancia de las funciones que el centinela tiene encomendadas en el desempeño de su misión y de velar por la seguridad de las Fuerzas Armada y de sus instalaciones, así como por el normal desenvolvimiento de las funciones militares".

Etiquetas