Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Cerca de 2.000 firmas para evitar recortes en la línea 28

La Asociación de Vecinos Urdan, creada hace cuatro meses, se ha marcado como prioridad conseguir la continuidad del bus hasta la calle de Coso.

Inicio y final de la línea 28, en el Coso de Zaragoza
Cerca de 2.000 firmas para evitar recortes en la línea de bus 28
T. M.

Los cerca de 3.500 vecinos censados en el barrio de Montañana ya cuentan, desde enero, con una asociación vecinal, la Asociación de Vecinos Urdan, que, a pesar de contar solo con diez miembros, ha comenzado a poner sobre la mesa sus reivindicaciones. La principal, evitar que recorten el itinerario de la línea de autobús 28, que une el distrito con Zaragoza.

“Se trata de un colectivo que ya estuvo funcionando hace unos años, y que tras un largo periodo de inactividad, hemos vuelto a poner en marcha unos cuantos”, comenta Daniel Usón, presidente de la entidad. “Hay muchas cosas por hacer en este barrio. Pero el detonante que impulsó retomar la actividad de la agrupación fue el nuevo recorrido del transporte urbano. Un itinerario que, acordado entre Ayuntamiento y la junta vecinal y que está previsto entre en vigor el 1 de junio, perjudica, y mucho, a los vecinos de Montañana”, explica Usón.

Y es que lo que actualmente es el principio y final de trayecto, sito en la calle de Coso 66, pasará a ubicarse en el paseo Echegaray y Caballero, junto al Palacio Arzobispal. “Consideramos que dejar la línea como está es tan solo un alargamiento mínimo que no afectaría el ratio de pasajeros por kilómetro, ya que el final propuesto tendrá un efecto disuasorio. Además de otras ventajas, si el recorrido concluye en el Coso se facilitarán trasbordos e intermodalidad con el tranvía, algo muy importante para los vecinos si tenemos en cuenta el elevado número de personas mayores que hay en el barrio. En definitiva, lo que solicitamos es un servicio público de calidad para un núcleo periférico donde el transporte es una primera necesidad”, comenta Usón.

Prueba de ello son las 1.766 firmas que hace unos días la agrupación de vecinos, junto con el apoyo de otros residentes de Santa Isabel y Peñaflor, presentó en el registro del Ayuntamiento, “con el objetivo de que nuestra reivindicación sea tenida en cuenta”, apunta Usón.Otras mejoras para el barrio

Reivindicación que no es la única que preocupa a la Asociación Urdan. Pequeñas actuaciones de mejora en el barrio –“como reformas de aceras, la instalación de papeleras y arbolado o reparaciones en el centro de salud”, apunta Daniel Usón-, el número de personas en paro o la caída en picado del comercio en Montañana también ocupan los primeros puestos de sus objetivos por cumplir.

Estamos pensando lanzar una propuesta al tejido industrial de Montañana para incentivar las posibles contrataciones de trabajadores dentro del mismo núcleo urbano. Ya se ha ido mucha gente joven de aquí y no queremos convertirnos en otro barrio dormitorio”, comenta el presidente del colectivo vecinal. “Igualmente nos gustaría apoyar el comercio de proximidad, puesto que muchas tiendas de toda la vida se han visto obligadas a echar el cierre”, dice Usón. Propuestas e iniciativas que persiguen un claro objetivo: “conseguir el bienestar de los vecinos y dar vida al barrio”, concluye.

Etiquetas